Nublado
T 16.5° | ST 16.5° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Naturaleza - nota

Un argentino creó un dispositivo para extraer veneno de arañas y escorpiones

Un ingeniero argentino creó un dispositivo para extraer veneno de arañas y escorpiones sin la necesidad de sacrificarlos, ya que los estimula con pequeñas descargas eléctricas para poder realizar las extracciones.

Tags

En 2015 hubo en la Argentina más de 9.000 casos de envenenamiento por alacranismo, más de 1.000 por araneismo y poco más de 700 por ofidismo o mordedura de serpientes. Durante este año ya se contabilizaron 5.565, 688 y 575 casos, respectivamente, según el Según el Boletín Integrado de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud de la Nación.

Para neutralizar los efectos del veneno en sus víctimas es necesario contar con un antídoto que proviene del mismo veneno. Por eso, para poder elaborarlos, el primer paso es extraer las toxinas que harán de materia prima o principio activo del contraveneno. Esa es la tarea de los laboratorios de Investigación y Desarrollo del Serpentario y del Aracnario del Instituto Nacional de Producción Biológica (INPB) de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud “Dr. Carlos G. Malbrán” (ANLIS). Sus integrantes no solo salen a cazar ejemplares en el territorio, sino que también se ocupan de extraerles el veneno casi con la única protección de unos guantes de goma y la destreza individual para manipular a estas especies.

El ingeniero electrónico Osvaldo Carrera, diplomado en Bioética Clínica y en Ética de la Investigación, durante una licencia por enfermedad se puso a “jugar” en su casa con piezas que a veces compraba y que otras veces eran “donadas por amigos, de equipos que estaban destinados a la basura”, así desarrolló un dispositivo que ofrece varias ventajas y respeta las normas de bioética estipuladas para este tipo de procedimiento: “Todos los animales, tanto escorpiones como arañas, se sacrificaban para extraer el veneno; ahora, la alternativa es que los podemos estimular (mediante pequeñas descargas eléctricas) para poder realizar sucesivas extracciones”, indicó Carrera.

Los casos más frecuente de picaduras de arañas son provocados por la Loxosceles laeta, que genera dos cuadros clínicos: uno cutáneo, ya que donde pica se empieza a ulcerar, se hace una necrosis y, si avanza necesita cirugía reparadora; el otro, que es menos frecuente pero mas grave, es sistémico visceral y ataca al sistema urinario y destruye los riñones.

Por su parte, los escorpiones Tityus trivittatus son la única especie que hasta ahora ha sido asociada a accidentes graves y muertes en humanos en el país.