Despejado
T 17.4° | ST 17.4° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Cultura - nota

Una exposición que muestra a La Boca a través del arte

En la Fundación Proa (La Boca, Buenos Aires) una muesrta con 300 obras pretende explorar la historia y la identidad de este barrio hecho por inmigrantes y artistas que hasta el día de hoy preserva una personalidad propia. Contar la historia de La Boca es relatar la historia de nuestro país.

Tags

Por Leandro Vesco

La Boca es un barrio con característica de mundo, allí donde los antiguos genoveses se sentaban a contemplar las aguas del Riachuelo, recordando su lejana Genova en una Bahía que se dio en llamar de las Ánimas y que luego fue Vuelta de Rocha, allí donde tiene su origen Caminito está un edificio blanco que se ha convertido en un faro de cultura y arte, Fundación Proa. En estos días abre una exposición que intenta desentrañar la identidad de un barrio hecho por inmigrantes. La historia de La Boca es la de un país que se construyó a partir del puerto.

Entre-nos. Crónicas de La Boca” es el titulo de la muestra que se exhibirá hasta marzo. “Es una antología del barrio que explora cómo se construye el significado de identidad y cómo puede llegar a mutar, adaptarse e incluso cambiar las narrativas culturales urbanas desde lugares no codificados”, describe a la prensa Víctor López Zumelzu, quien es el titular de la comunicación de la Fundación.

Los símbolos que sostienen la leyenda del barrio mundo son sus conventillos, el paisaje adoquinado, la ribera, los barcos que entran y salen por el puerto, el tango, los astilleros y sus populares cantinas. La muestra tiene como objetivo mostrar en imágenes  e instalaciones la matriz que hace de este barrio uno de los más singulares de todo el país. ¿Qué hay de verdad y qué es irreal en la construcción de la identidad boquense?

La Boca fue un barrio de trabajadores de todas las nacionalidades que entraron al puerto con una ilusión: poder hacerse una América pequeña, tener una casa de chapas y aspirar a lo sumo con darle educación de sus hijos, esfuerzo familiar con rango de gesta en este rincón en el sur capitalino. Fue así como se juntaron turcos, franceses, rumanos, yugoslavos y calabreses, pero especialmente fueron los genoveses quienes amalgamaron esa identidad que hoy a tantos años de esa aventura inmigratoria es posible hallar en las callejuelas del barrio.

El trabajo y el esfuerzo fueron motores que dominaron el movimiento del barrio que vio nacer a grandes artistas como Quinquela Martín, Victorica, Zonza Briano y Vicente Walter. La exposición pretende responder a la pregunta: cómo es posible que esa unión entre trabajo y arte logró hacer una identidad que aún se mantiene en nuestros días.

Cuando Puerto Madero ni siquiera era un sueño, el puerto de La Boca era un populoso muelle por donde entraban todos los barcos que llegaban al país. Durante décadas el caserío que se levanta donde hoy está la Fundación Proa fue lo primero que veían los que recién pisaban nuestro país. En ese sentido, fue la puerta de entrada a una Argentina que se hacía en lo urbano, y luego se expandía a la llanura pampeana.

Son más de 300 obras las que se exponen en Proa, una instalación hiperreal de Marcos López es una de las atracciones. “La idea e recrear la última cantina de La Boca como gesto final de resistencia poética ante el avance el progreso” Hay también fotografías icónicas de Aldo Sessa, Horacio Coppola y Sara Facio. Fue La Boca la locación que se usó para la primera película sonora argentina hecha en 1933, “Tango”; el relato que plantea la muestra tiene diferentes paradas que incluyen el arte, lo social, los hechos históricos y toda la iconografía de un barrio en el que se puede contar la historia de nuestro país.

 

La exposición “Entre-nos. Crónicas de La Boca” se puede visitar de martes a domingo hasta marzo del 2017 en Fundación Proa (Avenida Pedro de Mendoza 1929, CABA).