Llovizna
T 15.4° | ST 15.4° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Sustentable - nota

Una fábrica misionera de tabiques sustentables ganó un concurso nacional

El primer concurso nacional que busca en distintas provincias argentinas proyectos que apliquen nuevas tecnologías al desarrollo sustentable tuvo como ganador a una fábrica de tabiques para la construcción que reemplazan el polietileno expandido por residuos de la industria forestal.

Tags

Una pequeña fábrica misionera de tabiques para la construcción hechos con madera residual fue el ganador del primer concurso nacional que a lo largo del año buscó en distintas provincias argentinas proyectos que apliquen nuevas tecnologías al desarrollo sustentable.

Simacon es el nombre de esta fábrica que creó módulos de encofrado o tabiques para construir paredes reemplazando el polietileno expandido por residuos de la industria forestal, lo que se logra fosilizando los residuos. El resultado es madera mineralizada.

Además de utilizar materia prima reciclada, el proceso de producción de estos tabiques es menos contaminante, ya que los ladrillos no se cocinan, sino que se utilizan minerales agregados para aglutinar.

Los módulos ‘Simacon 18/10 ICF’ pueden utilizarse para todo tipo de paredes, se apilan formando tabiques en seco sin utilizar mortero de apoyo. El refuerzo de acero se ubica en las secciones huecas de la grilla interconectada según las exigencias estáticas y luego se bombea el hormigón dentro de las secciones para formar el elemento estructural de los muros. Su composición con 75% de fibra de madera los hace livianos y fáciles de manipular, y su diseño con interior hueco permite la colocación de instalaciones sanitarias y eléctricas previamente al vertido del hormigón.

“Apuntamos a una construcción sustentable y económicamente viable. Adaptamos un proceso que ya existe en Suiza a la materia prima local, que es el pino resinoso”, agregó Cordes, quien en sociedad con su padre ya comenzó a comercializar los tabiques y consideró el premio como “un reconocimiento por estar en el camino correcto”.

Proesus es una iniciativa del Ministerio de Ambiente de la Nación, un programa que conecta a emprendedores de distintos lugares del país.