Despejado
T 20.5° | ST 20.5° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Naturaleza - nota

Una plaga pone en riesgo a los jacarandás

La detectaron en Rosario, Buenos Aires y Santa Fe. Investigan las causas. ¿Cómo van a prevenir el ataque?

Tags

Fuente: Télam
 
Una plaga que afecta y pone en riesgo a los jacarandás en parques, paseos y plazas en la ciudad y la provincia de Buenos Aires y Santa Fe fue detectada en la región de Rosario por profesionales del área de Gestión Ambiental de la Secretaría de Planeamiento de la municipalidad de esa ciudad, quienes advirtieron que las copas de estos árboles están “peladas”, sin hojas y sin sus vistosas flores de color azul violeta.
“Se trata de las llamadas ‘chinches de encaje’ que son todas fitófagas (se alimentan de plantas) y monófagas, es decir afectan a un grupo de árboles o de plantas de la misma familia”, informó la dirección de Gestión Ambiental de la Intendencia de Rosario.  Los síntomas de la plaga fueron detectados “en forma simultánea en las ciudades de Rosario, Santa Fe, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en varios puntos de la provincia de Buenos Aires”, manifestó.
 
Según los profesionales, en una época en que generalmente los jacarandás deberían presentar una segunda floración y estar totalmente foliados. Pero ocurre lo contrario.  “Inmediatamente detectada la plaga los ingenieros agrónomos, especializados en arbolado urbano, extendieron una red de información para detectar la causa y determinar el manejo para arribar a la solución más adecuada”, indicaron a Télam desde la Secretaria local de Planeamiento.
 
Para la Coordinadora general de Gestión Ambiental de Rosario, Ángela Villademoros, “existe la probabilidad que la plaga haya estado presente en la zona desde hace años y que se manifieste ahora con más agresividad como consecuencia de las condiciones ambientales que se traducen en inviernos suaves, sin heladas, y veranos con pocas lluvias”. “A éstos fenómenos climáticos se suman las condiciones de estrés a las que están expuestos los árboles en el ambiente urbano, como contaminación del aire, compactación del suelo, entre otros, por lo cual se agrava su existencia natural”, consideró la experta.
 
“Las actividades alimentarias de esta plaga pueden causar graves daños y plasmólisis del follaje y en el caso de los jacarandás se observa la caída de partes de la hoja hasta la caída completa, observándose la base foliar necrosada (con tejido muerto)”, añadió.
 
“Al momento de evaluar tratamientos, hay que considerar que los árboles están en un ambiente urbano, por lo cual hay que analizar varios factores y condiciones ambientales antes de administrar cualquier producto químico”, explicó.En ese sentido, el ingeniero Guillermo Palombo, director municipal de Parques y Arbolados, apuntó que desde que se detectó la plaga “se realizan análisis y observaciones diarias”. “Por ahora y antes de aplicar cualquier tratamiento, confiamos en la autodefensa natural de la flora”, señaló en declaraciones a radiales.