Despejado
T 21.1° | ST 21.1° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Mi País - nota

Ushuaia, la ciudad más austral del mundo cumple 133 años

En invierno o en verano, Ushuaia es un lugar maravilloso con una rica historia y una intensa vida cultural y social. La población más austral del mundo, la única ciudad argentina detrás de los Andes, festeja los 133 años de vida en nuestro mapa.

La ciudad más austral del mundo, la única población argentina detrás de las cordilleras, como se la quiera llamar, Ushuaia es un estado de ánimo, más que un punto en el mapa. Por sobre todas las cosas, es una de las poblaciones más bellas de nuestro país dotada de una encantadora y única situación geográfica que la vuelve un destino deseado, el último confín humano antes de la Antártida. Hoy cumple 133 años, aunque su historia sea más compleja y añosa.

Fue fundada el 12 de octubre de 1884 por Augusto Lasserre, cuando entonces este asentamiento lo constituía un puñado de casas que se animaban a convivir con el frío extremo y el viento indomable que llega desde el continente Blanco, la Tierra Incógnita. Fue durante muchos años un puerto usado para abastecer los barcos foqueros que se aventuraban a los mares del sur. Fue refugio de personajes oscuros, aventureros y también de fervientes defensores de la condición humana que establecieron aquí misiones para crear una población que fuera capaz de unir a los hombres blancos y los indios que habitaron esta isla, que siempre debieron padecer la llegada del europeo.

Los primeros asentamientos originarios datan de hace 11.000 años. Estos pueblos se emparentaban con los tehuelches, llegaron a estas tierras cuando la isla estaba aún conectada con el continente, estos grupos humanos fueron los ona y haush, luego desde los archipiélagos occidentales llegaron en sus canoas en las que tenían una pequeña fogata, los pueblos nómadas del mar, los yámanas y alacalufes. Estos fueron los pueblos originarios de Tierra del Fuego, ninguno pudo sobrevivir. El hombre blanco vendría recién en 1869, cuando una misión anglicana se estableció en lo que hoy es Ushuaia. En 1884, el comodoro Augusto Leserre creó la subprefectura naval a los pocos metros de la casa religiosa, con el objetivo de afirmar nuestra soberanía. Aquí fue la primera vez que se izó nuestra bandera.

133 años después, y con una historia de ilustres visitantes, en los que se destaca Charles Darwin, la ciudad festeja su aniversario con un invitado especial: el rompehielos “Almirante Irizar”, que escolta a la población insular desde el puerto, y que constituye un elemento familiar para el paisaje de los ushuaienses, quienes no lo veían desde el año 2007, cuando se incendió. Desde temprano hubo festejos y eventos. Las autoridades desayunaron con antiguos pobladores y colocaron ofrendas florales en puntos emblemáticos de la localidad. Es un día de festejos en la población.

El Rompehielos podrá ser visitado por los vecinos y turistas que visitan la ciudad. Ushuaia hoy cuenta con 60.000 habitantes, lo que la constituye una ciudad. Muchos de sus barrios, los más nuevos, están en la montaña. El desafío de las autoridades es poder llevarles servicios. Ushuaia tiene una rica vida cultural y artística, como el Laboratorio de Arte Multidisciplinario que produce obras y maquinas con desechos del inmenso sector fabril de la ciudad que alguna vez supo tener importantes fábricas que daban ocupación y buenos sueldos a miles de argentinos que llegaban hasta aquí para tener ese trabajo que se les negaba en el continente. La ciudad, por su entorno geográfico es visitada por turistas de todo el mundo. Los cruceros más importantes tienen una escala aquí. La gastronomía y la hotelería son variadas y cosmopolitas, en cuanto a la primero, se destacan el cordero, la centolla y la merluza negra.

Ya sea en invierno para practicar esquí o en verano para conocer los maravillosos paisajes del Parque Nacional Tierra del Fuego. Los puntos de interés son incontables, el antiguo presidio, el glaciar Martial, Lapataia, el lago Fagnano o caminar por la Avenida Maipú, contemplado el Canal del Beagle, sintiendo el Finisterre, Ushuaia es una ciudad inolvidable para quien la visita y con mucha identidad para quien vive allí. De todas formas, es un lugar especial que hace 133 años comenzó a formar parte de nuestro mapa.