Despejado
T 18.3° | ST 18.3° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Sociedad - nota

Ya son 17 los países que recibieron huevos contaminados con insecticidas

Huevos contaminados con el insecticida fipronil llegaron a 17. Es un producto que también se utiliza en Argentina. Puede causar náuseas, dolores de cabeza y estómago o sudoración excesiva, dañar el hígado, la tiroides y los riñones.

Suecia, Francia, Reino Unido, Austria, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Dinamarca, así como Suiza y Hong Kong, recibieron huevos procedentes de las granjas afectadas con el insecticida fipronil en Holanda, Bélgica, Alemania y Francia, cuya producción fue bloqueada.

El fipronil se utiliza para combatir las plagas de piojos y pulgas en las aves de corral. Y se utiliza también en Argentina. Consumir un huevo con este veneno que fue utilizado para eliminar el ácaro rojo, puede causar náuseas, dolores de cabeza y estómago o sudoración excesiva. También puede dañar el hígado, la tiroides y los riñones.

Aunque la comercialización del fipronil está permitida en la UE, su uso es ilegal en la cadena alimentaria, por lo que hay una dimensión judicial. “Estamos frente a la utilización ilegal de un producto que no debería haberse usado en estas circunstancias”, afirmó el portavoz comunitario de la Comisión Europea (CE), Daniel Rosario, y recalcó que “la UE tiene uno de los sistemas más avanzados de seguridad alimentaria”.

Unas 200 granjas, orgánicas incluidas, detuvieron la venta de huevos a mercados y supermercados. Las primeras investigaciones apuntan a que la empresa holandesa de desinsectación ‘Chickfriend’ utilizó una mezcla de fipronil con otra sustancia legal “para mejorar sus efectos”. La firma recibió el producto de Bélgica, país donde cerraron el mes pasado varias explotaciones avícolas por el mismo motivo.

Como las gallinas pueden poner huevos contaminados durante meses, en plena inspección holandesa, un millón de huevos producidos en Holanda y listos para ser enviados a Alemania (su mayor importador) fueron retenidos en la frontera. Miles de cajas fueron retiradas de las estanterías en las tiendas de Holanda. Las grandes cadenas de supermercados aconsejaron a sus clientes que tiren los huevos.

El Gobierno belga acusó a Holanda de “falta de cooperación” en la gestión de la crisis y afirmó que los Países Bajos habían detectado fipronil en granjas desde noviembre, con lo que justificó su reacción tardía en los sistemas europeos de alerta, después de que la CE abriera una investigación para estudiar su actuación.

La reunión que abordará el caso se realizará el próximo 26 de septiembre, a petición del comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis. “No es una reunión de crisis”, dijo la portavoz comunitaria Mina Andreeva, quien insistió en que el objetivo del encuentro será “sacar lecciones” de este suceso, que puso en tela de juicio los sistemas de alerta de seguridad alimentaria en la Unión Europea (UE).

Mientras tanto, en Buenos Aires 6 de cada 10 frutas y verduras contienen restos de al menos un plaguicida. Mientras tanto en Rosario se detectó la presencia de agrotóxicos en el 75% de los elementos analizados de verdulerías. Mientras tanto en Estados Unidos se hallaron trazas de glifosato en helados de importante marca.