Con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y tambiém los costos, 400 colectivos de Rosario, provincia de Santa Fe, utilizarán biodiésel como combustible.

“Es muy importante este proyecto que estamos poniendo en marcha y que es posible en la provincia porque somos grandes productores de biodiésel”, aseguró el gobernador provincial, Miguel Lifschitz.

Tenemos grandes empresas y una red de pequeñas y medianas empresas que en los últimos diez o quince años han ido desarrollando estas plantas, han hecho inversiones importantes, pensando en el mercado de exportación y también con otra mirada puesta en el consumo y en el mercado interno”, remarcó.

A su vez, indicó que “el proyecto nos permite avanzar sobre el sistema de transporte urbano en Rosario con una experiencia que sea rápidamente replicable al resto del transporte urbano; y no solamente en otra ciudades sino al transporte de media y larga distancia, de pasajeros en general y, eventualmente, en un futuro también para el transporte automotor”.

A partir de la firma de este convenio, más de 400 colectivos urbanos de las Empresas Mixtas y Semtur que prestan servicio en la ciudad de Rosario, comenzarán a funcionar desde julio con un 25% de biodiésel en su combustible, mientras que otras tres unidades lo harán con el 100%.

Los porcentajes de biodiésel que se utilizarán en las unidades de Rosario son superiores a los que por el momento está aprobado por el Gobierno Nacional, que es del 10%, afirmaron.

La secretaria de Estado de la Energía, Verónica Geese, remarcó que “esta experiencia es la piedra fundamental para pensar qué matriz energética tenemos y a qué nos enfrentamos como desafío”.