Fotos: Sege Trivero

 

Hace unos años Brasil invirtió en construir parques públicos de skate. El skate es como un arte marcial moderno. Es que requiere disciplina y el que lo practica busca la autosuperación.

 

Solo en la ciudad de San Pablo, hay más de 100 pistas públicas de skate. Cada barrio tiene su pista. Hoy Brasil es potencia mundial del skate. Miren a Pedro Barros. VIDEO

 

Argentina tiene que seguir sumando pistas públicas. Muchas veces los municipios se interesan en construir una pista respondiendo a la demanda organizada de skaters.

 

La Asociación Argentina de Skate asesora en todos los pasos que hay que seguir para que la construcción de la pista sea un éxito. Hay que conocer la actividad para poder construir una buena pista.

 

En tiempos de horas y horas frente a monitores, el skate es un escape al mundo real. Los skaters se juntan en “spots” (lugares de práctica) y unos van aprendiendo de otros. Siempre hay camaradería.

 

Nuestras 5 pistas públicas preferidas de Argentina:

 

1. Mar del Plata. Bristol skatepark. La hora ideal es la mañana. Hay poca gente y se puede andar a mil con rutinas largas. La vista del mar es espectacular. Los “locals” la rompen.

2. Catamarca es una provincia mágica. Paisajes, comidas, ruinas arqueológicas. En el Parque de los niños está la que durante mucho tiempo fue la pista más grande del país. Hay bowls encadenados y una parte de street súper completa.

3. Tecnópolis. El diseño del snake es único en el país. ¡Volás! Además se pueden hacer rutinas amplias. La pena es que sólo abra durante la feria. A veces se llena de skaters y el flow de la pista no es bueno. 

4. Bowl San Martín. Es gigante. Al principio da vértigo por la velocidad y el vertical. Deben ser como 3 metros de alto. Hay que ir de a poco sumando confianza. A las tardecitas van unos “vieja-escuela”.

5. Ciudad de La Plata. Hay varias pistas públicas desparramadas por distintos barrios. Vale la pena conocerlas a todas.