Con aportes del gobierno nacional, estudiantes de la Universidad Nacional de Río Negro, de la localidad de Allen, presentaron un proyecto llamado “Molinos para parajes rurales”, que se materealizará en la construcción de ocho molinos para facilitarles el acceso al agua y mejorarles la calidad de vida a familias que viven en lugares alejados en la llamada Línea Sur provincial.

El proyecto es desarrollado por estudiantes de la tecnicatura en Mantenimiento Industrial. Los molinos se harán de acuerdo al sistema conocido como “Savonius“, que se utiliza para extraer agua para riego. En un plazo de un año y medio, estarán funcionado. Los primeros cuatro serán elaborados directamente por los estudiantes. Una vez incorporados, capacitarán y acompañarán a los pobladores para la construcción e instalación de los restantes cuatro.

“En el año 2014 surgen los primeros proyectos, los que fuimos mejorando y así nos dimos cuenta que nos faltaba que ese producto vaya a alguien de la comunidad realmente. Fue entonces que finalmente en noviembre del año pasado ganamos una convocatoria realizada por Nación para la construcción de ocho molinos en la región Sur”, afirmó el docente Pablo Carranza, coordinador del proyecto.

Hay que poner en relevancia la dificultad de los pobladores para obtener agua, que en muchas veces sin tener luz eléctrica ni grupos electrógenos, la obtienen de forma manual de aljibes o jagueles“, sostuvo el docente. “Los cuatro primeros nos servirán para ir puliendo los conocimientos e ir ajustando los todos los problemas que vayan surgiendo”, completó Carranza.

Los molinos tendrán un bajo costo, aproximadamente 30.000 pesos, porque se harán con materiales reciclados. Uno nuevo tiene un valor en el mercado de hasta 90.000 pesos. “Esto implica un uso mínimo del agua por el esfuerzo que implica, entonces la idea del molino es que por ejemplo piensen en una huerta, lo que podría diversificarle la dieta, y mejorarle sustancialmente el estilo de vida”, concluyó Carranza.