Se estima que en todo el mundo existen menos de 1.500 ejemplares de gato andino. Entre los factores que amenazan a esta especie, en Jujuy por ejemplo, son los perros. Otro factor es la destrucción del hábitat, el aumento de tráfico vehícular, la caza y la falta de conocimiento sobre la especie.

La productora de National Geographic que tiene sede en Buenos Aires incluyó a esta especie entre seis en peligro de extinción, para visibilizarla, y mostrar el trabajo que se realiza para conservarla.

La especie se distribuye a lo largo de los Andes, desde Perú hasta la Patagonia argentina y siempre en la zona más árida. “El gato andino es uno de los felinos de América más amenazados, que se encuentra en peligro de extinción. Y una de las grandes cosas que juega en contra es que es muy poco conocido, incluso en Jujuy que es una de las provincias donde habita, la mayoría de la gente no sabe que existe“, explicó Cintia Tallaeche, doctora en Biología y una de las responsables de la difusión de la especie en el documental.

En 1998 todo lo que se conocía de la especie era un cráneo en un museo, tenía un nombre pero se desconocía. En 1999 se creó una organización denominada “La Alianza: Gato Andino” por la que se nucleó gente de los países en donde se distribuye esta especie: Perú, Argentina, Bolivia y Chile. Desde entonces, los especialistas de cada país se dedicaron a estudiar esta especie para conocerla, a través de la implementación de cámaras trampa, así como también con la colocación de radio-collares con GPS.