Utilizando combustible elaborado con aceite de cocina reciclado, la aerolínea china Hainan Airlines completó el primer vuelo con pasajeros, desde Beijing hasta Chicago, Estados Unidos.

Hace dos años Hainan usó por primera vez este biocombustible, elaborado por la refinería china Sinopec a partir de aceite recolectado de restaurantes y posteriormente reciclado, pero nunca antes lo había empleado en un vuelo transoceánico hasta Estados Unidos.

La compañía indicó que este combustible emite entre un 50% y un 80% menos de dióxido de carbono que el querosén tradicional, y garantiza la seguridad y eficiencia de vuelo.

Si bien aún tiene un costo alto, este combustible podría reducir la alta contaminación que genera la navegación área.
Hainan empleó por primera vez este biocombustible mezclado con fuel tradicional en marzo de 2015, con un Boeing 737 que llevó a cien pasajeros desde Shanghái hasta Beiging.

Con este logro, Hainan Airlines consiguió adelantarse a la hongkonesa Dragonair, subsidiaria de Cathay Pacific, que anunció días antes que sería la primera en volar sobre China con aceite reciclado, pero que finalmente tuvo que posponer la operación por problemas de permisos legales. Los primeros aviones de pasajeros que usaron biocombustible fueron de la compañía alemana Lufthansa en 2011.