En un lapso de siete meses, desde febrero de este año hasta el día de hoy, el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia de Córdoba, a través de la Dirección General de Fiscalización y Control, realizó un centenar de procedimientos que terminaron en clausuras de depósitos y expendios de agroquímicos, y también de máquinas pulverizadoras.

El motivo de las acciones fueron incumplimientos de la ley provincial 9164 de agroquímicos, algunos de carácter administrativo y otros relativos a la falta seguridad y a riesgos para la salud de operarios y vecinos.

La ley 9164, en su artículo 54, autoriza a aplicar a los sujetos comprendidos multas de hasta un millón de pesos, interdicción de predios y decomiso de productos, suspensión y/o baja del registro correspondiente, la clausura parcial o total, temporal o permanente, de los locales y depósitos, e incluso el arresto.

A estas clausuras se suman inhabilitaciones temporales, suspensiones en el registro e incluso una denuncia penal contra un infractor por violación a los precintos y rotura de fajas.

Esto se enmarca en el Plan de Integral de Prevención, Fiscalización y Control, a partir del cual también se tramitaron más de 300 actas de constatación que dieron inicio a 160 sumarios administrativos y a la imposición de 80 multas por un valor cercano al millón y medio de pesos.

Cabe resaltar que el Plan contempla también la regularización y adecuación de los depósitos de agroquímicos a la ley provincial, en particular aquellos emplazados en zonas urbanas o periurbanas. Sobre este punto, se llevaron adelante más de 200 inspecciones en todo el territorio provincial, con especial énfasis en las regiones de mayor producción agrícola.