No nos olvidamos de cuando el herbicida glifosato fue hallado en algodón, gasas, tampones y pañales comercializados en nuestro país. Tampoco de cuando fue hallado en helados, en vinos, en cervezas y en alimentos del desayuno en Estados Unidos.

Ahora, un artículo de The Guardian reveló que científicos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos hallaron este veneno en diversos alimentos como galletas y granola.

El glifosato, utilizado en forma indiscriminada también en Argentina, es el principio activo del herbicida RoundUp de Monsanto, la multinacional que compró Bayer. La utilización de este agrotóxico brinda a los agricultores la posibilidad de controlar las malezas de forma total, porque no afecta los cultivos modificados genéticamente como la soja, el maiz y al algodón.

“Traje galletas, granola y polenta de casa, y hay una buena cantidad en todos”, escribió el bioquímico Richard Thomson en un correo electrónico a sus colegas en enero de 2017, el cual la FDA tuvo que revelar por pedido de The Guardian.

Por su parte, Narong Chamkasem, otro bioquímico de la FDA, encontró cantidades “superiores al nivel de tolerancia” de glifosato en el maíz: 6,5 partes por millón, mientras el límite es de 5. Pero como no se trataba de una “muestra oficial”, no se informó a la Oficina de Protección Ambiental (EPA). El científico también encontró glifosato en muestras de miel.

Un vocero de la FDA dijo al medio británico que no se habían encontrado niveles ilegales en maíz, soja, leche o huevos. Sin embargo, el artículo de The Guardian asegura que “los documentos internos que obtuvo The Guardian muestran que la FDA ha tenido dificultades para encontrar algún alimento que no contenga rastros del pesticida. Debido a que la detección de glifosato que hizo Thompson sucedió mientras verificaba sus métodos, no mientras buscaba el tóxico, la aparición de los residuos se podría omitir en el informe oficial.

Recordemos nuevamente que además de la categorización como “probablemente cancerígeno” que otorgó a este producto la Organización Mundial de la Salud (OMS), científicos, médicos, periodistas e innumerables voces nacionales e internacionales ya advirtieron sobre el peligro que representa el glifosato:

> Afecta la biodiversidad de los bosques nativos.
> Está generando sus propias malezas.
> Se acumula en los campos argentinos 
> Vuelve impermeables los suelos. 
> Se concentra en los sedimentos de la cuenca del río Paraná.
> Puede ocasionar efectos irreversibles en el sistema nervioso.
> Puede causar cáncer.
> Puede impedir el desarrollo embrionario y fetal.
> Enferma a los habitantes de los ´pueblos fumigados‘, a las escuelas rurales.
> Es objeto de estudio de más de 665 investigaciones científicas que demuestran el daño que este herbicida ocasiona a la salud.