En Ramallo, la justicia ya venía investigando casos similares de contaminación, llegando incluso a allanar otra de las empresas más importantes de la zona (Atanor) en julio del año pasado, luego de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunciara sobre el caso y le diera un plazo de seis meses al Estado argentino para actuar al respecto.

Esto sucede en un contexto donde en los alrededores al polo industrial, que es denominado como “barrio química”, se registraron un total de 200 muertes por diferentes tipos de cáncer, según informó Infocielo.

El fallo de la justicia federal no solo condena a Carboquímica del Paraná, sino también a la Provincia de Buenos Aires, luego de que se comprobara que su organismo de control, el Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS) incumplió “su misión legal”.

Según Fomea, la organización ambientalista que llevó el caso a la justicia, la empresa “generó un desastre ambiental en las costas del río Paraná, contaminando severamente con restos del destilado de alquitrán de hulla un amplio sector de aledaño a la planta, afectando suelo, barrancas, bosques nativos, humedales y el propio curso del río Paraná, la contaminación constatada afectó la biodiversidad de ese valioso entorno natural”.

“Estamos muy contentos por la sentencia por la obligación de recomponer el ambiente. Además, tuvo el agregado de condenar a la OPDS, al cual nosotros consideramos que son los grandes responsables de esa gran degradación ambiental en la vera del Río Paraná, le dijo a Infocielo el abogado ambiental y uno de los querellantes en la causa, Fabián Maggi. “Vamos a exigir al OPDS que revea al funcionamiento y se adecúe a la normativa ambiental como la ley se lo impone“, agregó el letrado.

El resultado arribado fue posible por la perseverancia de la ciudadanía y el aporte de Gendarmería y de la División de Delitos Ambientales de la Policía Federal, que realizaron los trabajos de campo, relevamientos y tomas de muestras que fueron analizadas en el laboratorio del CIM-UNLP, posteriormente esos datos fueron objeto de análisis por parte de la Perito Oficial Lic. Laura Gonzales. Ahora Carboquímica del Paraná deberá juntamente con el OPDS iniciar un programa de remediación del ambiente destinado a mitigar la grave contaminación generada”, agregaron en un comunicado.