Por Matilde Moyano

Se trata de una medida que se toma tras haberse detectadoglifosato en sangre y orina de personas, con un incremento en los marcadores sanguíneos de daño cromosómico… un amplio cúmulo de moléculas de plaguicidas en aguas y suelo” y que “el agua de red y pozos no resultaba apta para consumo humano” por el uso de plaguicidas.

Las querellantes, Florencia Morales y Sabrina del Valle Ortíz, indican que “cuatro habitantes del barrio Villa Alicia, padecen daño genético causado por la exposición a sustancias agrotóxicas”.

La resolución emitida por el juez federal de San Nicolás, Carlos Villafuerte Ruzo, ordena fijar “un límite restrictivo y de exclusión y comprende el “no uso de plaguicidas, herbicidas, insecticidas, agroquímicos, productos fitosanitarios, fungicidas, y cualquier otro paquete de agroquímicos”.

Los plaguicidas que no podrán aplicarse fuera del área establecida son Atrazina, Triticonazol, Metolaclor, Acetoclor, Clorpirifos, Glifosato, Imidacloprid, Desetil, 2.4D; y los formulados comerciales RoundUp Full II, RoundUp Max II y RoundUp Ultramax.

Hay que mencionar que esta problemática no afecta solamente a Pergamino, ni solamente a Buenos Aires, si no que también tiene lugar en el Litoral, en el Norte, en Córdoba, en Neuquén, solo por mencionar solo algunas provincias.

Los ‘pueblos fumigados‘ de nuestro país reciben cotidianamente la deriva de los venenos que utiliza el modelo de agroproducción actual, es decir, el fenómeno del movimiento de plaguicidas en el aire tras una aplicación aérea o terrestre. Allí, la salud de la población se ve afectada por alergias, problemas respiratorios y neurológicos, malformaciones congénitas, abortos espontáneos, cáncer, e incluso la muerte.

Recordemos que recientemente la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) se manifestó en contra de las aplicaciones de estas sustancias químicas en zonas periurbanas.

La decisión alcanza como una primera protección para la salud de la población, pero es una situación que se repite desde hace años en el país. Es necesario definir gestiones gubernamentales de consenso para crear otro modelo productivo que no se base sólo en el uso de químicos”, expresó a Télam Rafael Lajmanovich, doctor en Ciencias Naturales de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) e investigador del Conicet.

El investigador considera que “hay que seguir el modelo que se está dando en otros países, e incluso en zonas de Argentina, que es la agroecología que evita o limita el uso de agrotóxicos”.