El aguará guazú, también conocido como zorro grande o lobo de crin, es un cánido que junto al venado de las pampas es uno de los monumentos naturales de la provincia de Santa Fe. Es un animal inofensivo para los seres humanos y tampoco ataca al ganado.

Santa Fe quiere dejar de ver ejemplares de aguará guazú atropellados en las rutas. Respetar los límites de velocidad y conducir con atención es basicamente lo que los conductores deben hacer para proteger la fauna silvestre, también a los zorros, las aves y los carpinchos.

En una primera etapa, se están instalando carteles en Ruta 4, desde La Pelada a San Cristóbal; en la Ruta 2, de San Cristóbal a Tostado; y en la Ruta 39, de San Cristóbal a Arrufó. También está previsto colocarlos en la Ruta 1, sobre todo desde Helvecia a Reconquista.

Algunas de las leyendas de estos carteles de prevención son “Cruce de animales silvestres”, en algunos directamente hay una imagen del aguará guazú, declarado monumento natural de Santa Fe y forma parte de las especies incluidas en el programa nacional extinción cero, del que participa la provincia.

Durante el invierno, los aguará guazú suelen desplazarse más, sobre todo los machos por cuestiones territoriales y por la pérdida de hábitat, y es más frecuente verlos y hay mayores riesgo de cruzarlos en las rutas, le contó a El Litoral Alejandro Larriera, subsecretario de Recursos Naturales.

Otra opción para proteger a los animales son los “pasafaunas” o “corredores de fauna”, es decir, se levanta la ruta en algunos tramos para que los animales puedan pasar por debajo. “En Estados Unidos y Canadá también se ven puentes de ecosistemas, que son todavía más caros y que permiten que la fauna circule por encima de las autopistas o rutas”, indicó Larriera.

En la iniciativa de colocar carteles en Santa Fe participaron los ministerios de Medio Ambiente y Producción, la Dirección de Vialidad Provincial, el Museo de Ciencias Naturales “Florentino Ameghino” y el Museo de Ciencias Naturales del departamento San Cristóbal.

Otra de las acciones será repartir folletería en las estaciones de peaje para que los automovilistas sepan cuál es la fauna que puede estar cerca de las rutas.