El Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (Sernageomin), comunicó que el sistema volcánico ha entrado en una fase inestable, que se encuentra en un estado de desequilibrio mayor que podría evolucionar hacia la ocurrencia de un proceso eruptivo en días o semanas, razón por la que han modificado su alerta técnica a nivel naranja.

Según el reporte especial de actividad volcánica del Sernageomin, “el 11 de octubre de 2014, han ocurrido dos explosiones en el cráter El Agrio del volcán Copahue, con columnas que alcanzaron alturas máximas de 3600 metros”.

Respecto de las explosiones, el informe oficial explica que “se destaca la similitud en el proceso desde el punto de vista de sus características externas, como de la baja sismicidad acompañante, llamando la atención la recurrencia del proceso, por lo que no se descarta la ocurrencia de nuevos episodios”.

Los acontecimientos sugieren que “el sistema volcánico ha entrado en una fase inestable” y que existiría la posibilidad de que desarrollara un proceso eruptivo.