Por Frank Yiannas (*)

La transformación que se produjo en los últimos 100 años en el proceso de producción de alimentos es sorprendente. Hoy en día, un solo agricultor puede producir más alimentos que nunca antes para proveer a una población creciente. Pero la forma en que obtenemos nuestros alimentos desde la granja hasta nuestra mesa se ha convertido en una red de interdependencia cada vez más compleja que convoca desde empresas hasta funcionarios, pasando por organismos de control y consumidores, entre otros.

Aunque no hay duda de que la aparición del sistema alimentario de hoy ha proporcionado a los consumidores una oferta de alimentos más diversa, económica e incluso lista para comer, estas tendencias se han traducido en beneficios y también en riesgos adicionales. De hecho, nunca antes en la historia el concepto de la responsabilidad compartida de la inocuidad alimentaria ha sido tan importante como lo es hoy. Basta en este sentido, a modo ilustrativo, recorrer los 10 errores más comunes en la inocuidad de alimentos, desde la granja a nuestra mesa.

1. Exposición temprana a fuentes de contaminación. Un factor recurrente suele estar dado por la contaminación temprana en la cadena de suministro. En este sentido, por ejemplo, las frutas y hortalizas a menudo se encuentran expuestas desde su origen al agua contaminada de riego, a determinadas prácticas de fertilización, o bien a la presencia de animales salvajes. Siempre hay que asegurarse de que se está comprando alimentos de fuentes confiables.

2. Cuando usted compra su comida en el supermercado o en el almacén, debe asegúrese de no demorar la refrigeración. Nunca demore más de dos horas y evite poner los productos en cercanías de fuentes de calor. Los alimentos perecederos que no estén refrigerados rápidamente pueden favorecer el crecimiento de microbios.

3. Una vez en su casa, asegúrese de que su refrigerador está funcionando correctamente y en una temperatura de 5 C o por debajo. Hay algunas bacterias, como la Listeria, que incluso puede crecer en condiciones óptimas de refrigeración. Sin embargo, una refrigeración adecuada puede reducir la descomposición de los alimentos y sus residuos.

4. Nunca deje que restos o jugos de carne, aves y/o mariscos crudos entren en contacto con alimentos listos para comer o cocinar, ya que pueden contener bacterias dañinas. Utilice siempre diferentes platos, cubiertos y tablas de cortar para mantenerlos separados.

5. Al preparar pollo crudo comprado a un proveedor de confianza, los expertos dicen que no hay necesidad de lavarlo. De hecho, el lavado del mismo en la cocina incluso puede esparcir bacterias dañinas en el lugar.

6. Si se siente mal, con síntomas gastroinwwwinales, no prepare comida para otras personas ya que podría contaminar los alimentos y hacer que otros se enferman también.

7. Algunas proteínas de origen animal, como las provenientes de carne cruda, ostras crudas y los huevos crudos, pueden contener bacterias dañinas. Los expertos recomiendan que estos elementos no deben consumirse crudos si se quiere evitar el riesgo de enfermedades.

8. Asegúrese de cocinar las carnes, aves, pescados y mariscos de forma completa para destruir las bacterias dañinas. En caso de duda, utilice un termómetro de alimentos para asegurarse de que los mismos lleguen a las temperaturas de cocción internas adecuadas.

9. Estudios recientes han demostrado que las esponjas de cocina y los repasadores o toallas de mano puede albergar bacterias perjudiciales, por lo que es importante lavarlas de forma recurrente y cambiarlas con frecuencia.

10. Algunas frutas, como el melón y la sandía o los restos de las mismas, pueden contaminarse con bacterias en la superficie de la corteza. Por lo tanto, siempre lave estos artículos antes de cortarlos. Y una vez hecho esto último, refrigérelos rápidamente dado que las bacterias pueden crecer en la piel expuesta de la fruta.

Recuerde que evitando estos errores en la manipulación de alimentos, usted contribuye a su salud y protección, como a la de sus seres queridos. Recuerde, las cuestiones de Inocuidad alimentaria importan.

 

(*) Vicepresidente de Inocuidad Alimentaria de Walmart Inc.