“Acá no sabemos qué hacer con el sol”, le dijo un productor de nueces de Catamarca a este periodista en ocasión de una nota a productores locales. Lo dijo para explicar el aprovechamiento del recurso natural como fuente de energía. Pero no hace falta irse tan lejos; ni a Catamarca para palpar esas experiencias ni a Trelew para ver el parte eólico. Es que lo alumnos de la Escuela de Educación Agraria Nº 1, de San Vicente, en la provincia de Buenos Aires, entienden de qué se trata la energía renovable: armaron el sábado 20 de noviembre el tercer termotanque que funciona con energía solar.

Lo hicieron junto con profesionales de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de La Plata, técnicos del Inta y del Ipaf zona pampeana, más productores rurales y representantes de la Secretaria de Desarrollo Económico y Ambiente de la Municipalidad de San Vicente.

La jornada se llevó a cabo en la casa de la productora Eva Soto, donde se lanzaron unas breves nociones sobre el armado y el funcionamiento de este sistema. Sobre el cierre de la actividad se realizó una puesta en común sobre lo sucedido durante la jornada, de donde salieron muy importantes conclusiones.

Pero los alumnos no se quedan en esta experiencia de armado: los chicos presentaron un proyecto de armado de una pasteurizadora para la cual usarán el sistema del termotanque solar. Está claro que los chicos de San Vicente sí que saben qué hacer con sol.