Fuente: InfogeI

Alumnos de la Escuela N° 9 del pueblo de Cazón, en el partido bonaerense de Saladillo, idearon y protagonizaron un cortometraje de ficción, en el marco de una jornada promovida por la Asociación de Productores de Cine para la Infancia (APCI) que preside el Licenciado Alejandro Malowicki, junto con la Fundación Cine con Vecinos.

Los cineastas Julio Midú y Fabio Junco, quienes desde hace años llevan adelante el proyecto de hacer cine con vecinos, informaron que la actividad -que se extendió durante la doble jornada escolar- inició bien temprano por la mañana, cuando niños y niñas lanzaron ideas para luego votar la historia elegida. Cazón es un pequeño pueblo de 210 habitantes, típico pueblo de la campiña bonaerense, conocido como el pueblo de los mil árboles por su frondosa vegetación. 

“Fue un momento muy emotivo porque resultó elegida una historia real que aún afecta a un grupo de alumnos y que tiene que ver con el viaje de egresados”, relató Midú, en una nota dada a conocer por las redes sociales. Por su parte, Junco valoró que “las docentes y el personal auxiliar de la escuela colaboró apasionadamente para que la experiencia fuera exitosa”.

Ambos cineastas anticiparon que el cortometraje de ficción se estrenará el sábado 31 de octubre en el Cine Marconi, durante la Ceremonia de Apertura del próximo 12° Festival Nacional de Cine con Vecinos, que nuclea experiencias semejantes que realizan jóvenes y adultos a lo largo de todo el país.

La actividad incluyó la proyección de “Bilembambudín”, una película argentina de animación basada en un cuento de Elsa Bornemann, y sugerida por el Licenciado Alejandro Malowicki, de la APCI. La iniciativa permite compartir la proyección del film junto al alumnado, para luego desarrollar actividades complementarias con las docentes, quienes recibieron las guías didácticas preparadas por APCI.

Midú y Junco manifestaron que “fue un interesante corolario de una intensa jornada de creación y participación. Todos los alumnos y alumnas se congregaron en un salón para asistir a una proyección en su propia escuela”.

Según los cineastas “esta primera experiencia conjunta con APCI nos permite ampliar los objetivos de la propuesta de nuestra Fundación Cine con Vecinos, para no sólo llegar con la propuesta de “hacer cine”, sino además incluir el “ver cine” y jugar con todas las posibilidades que esto representa para los niños y niñas que participan de esta increíble experiencia”. Los pueblos como Cazón son un escenario ideal para realizar estas actividades que tiene que ver con la participación de los jóvenes que son el futuro de estas comunidades que sueñan con recuperarse.