Analía Schulze es una veterinaria de Mendoza preocupada por el medio ambiente de su provincia. Es una activista solitaria que opina en redes sociales, como miles de personas que entienden que estas plataformas son válidas para sentar posición o difundir campañas. Hace unos días atrás, recibió una carta de la Casa Rosada donde le explicaban los trabajos del gobierno nacional para que la minería extractivista se desarrolle cuidando el medio ambiente. Analía le conwwwó al Presidente.

La carta la sorprendió, fundamentalmente porque ella no recuerda en qué publicación sobre la mina Veladero comentó algo. “Me sorprende el trabajo fino en redes sociales que hace el gobierno”, declaró a la prensa local. Lo cierto es que esta veterinaria, aceptó el guante y se tomó unos días para conwwwarle al Poder Ejecutivo. Lo hizo directamente al presidente Mauricio Macri, pero también envió una copia a funcionarios provinciales y nacionales, la lista incluyó a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. El único que conwwwó, en forma rápida, fue Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía y Minería de Mendoza.

El funcionario provincial, en su respuesta y refiriéndose al daño que la minería le produce al medio ambiente, se expresó que “no es exclusividad de la minería. La gran mayoría de las actividades económicas ejercidas sin responsabilidad provocan los mismos o peores daños, por ejemplo los agrotóxicos. En Mendoza tenemos leyes que deben ser cumplidas y son claras las prohibiciones de ciertos procedimientos mineros. Tenemos una ley de aguas, una ley de glaciares y se trabaja fuerte en el ordenamiento territorial. Podemos hacer las cosas bien” En estos días, el gobierno nacional presiona a Mendoza para que modifique su ley en contra de la minería a cielo abiero. Hay empresas que pretenden extraer los recusos naturales mendocios.

La carta de la Casa Rosada comenzaba en estos términos: “Nos llegó un mail tuyo en el que expresabas preocupación por las actividades desarrolladas en la mina Veladero. Antes que nada, queremos que sepas que desde el Gobierno nos hemos planteado el desafío de generar un marco de políticas públicas y acciones que den confianza de que se puede desarrollar una minería con cuidado del ambiente y de las comunidades” Luego la misiva hacía referencia a todas las acciones que había llevado el gobierno para apercibir y multar a Barrick Gold, y también en que hasta el momento no se había registrado ningún efecto a la salud de los vecinos de Jáchal. Este es el mensaje que defiende el Ministro de Ambiente, el rabino Sergio Bergman.

La respuesta que le envió Analía al Presidente le cuenta su experiencia con respecto a las empresas extractivistas: “Le digo señor presidente que a estas multinacionales NO les importamos en absoluto, NO les importa el ambiente ni el agua ni mucho menos las personas. He viajado por países donde la minería es y ha sido una de las actividades más importantes y me pregunté por qué eran países tan pobres. Yo he visto la mentira del progreso y del trabajo que proclaman y créame que NO traen nada de eso. Un claro ejemplo es Bolivia, Perú o África

“Tenemos la necesidad, como sociedad, de pensar en otro tipo de recursos y energías y formas de autoabastecernos. De lo contrario no tendremos planeta por mucho más”, para finalizar, esta ciudadana que se expresa como cualquier otra, pero que se compromete en ese expresarse por defender ideas ecológicas, le sugiere a Macri: “Yo lo invito a que recorra más los pueblos donde hay minería y hable más con las personas que viven ahí