Desde la Fundación Red Yaguareté trabajan en la instalación de nuevas cámaras trampa para el monitoreo de ejemplares de la especie. Los dos lugares que recientemente se sumaron al proyecto son la Reserva de Biósfera Yabotí y el Parque Provincial Urugua-í, provincia de Misiones, además de los sectores que desde hace tiempo son monitoreados como el Moconá, el Salto Encantado o Puerto Península.

En el marco del Programa de Monitoreo Poblacional de Yaguaretés de Argentina, las cámara trampa cumplen la función de documentar la presencia de yaguaretés en su hábitat natural. Son equipos que cuentan con una cámara fotográfica y un sensor de temperatura y movimiento, diseñadas para capturar imagenes del animal cuando pasa. Su principal función es

Conocer cuántos yaguaretés viven en distintas regiones y cómo se comportan esas poblaciones a lo largo del tiempo, brinda información acerca de su salud, de las amenazas y de las necesidades requeridas para asegurar su supervivencia.

El yaguareté (Panthera onca) es el felino más grande del continente americano. La pérdida de su hábitat y la caza ilegal, entre otras amenazas, hicieron que su distribución se redujera un 95%, quedando en la actualidad menos de 250 ejemplares con vida en el país.