El desmonte se produjo en un predio que abarca desde San Francisco del Monte de Oro hasta Leandro N. Alem, localidades ubicadas en el norte de la provincia, a 100 kilómetros de la capital, sobre bosques nativos de alto valor de conservación.

En el lugar, se encontraban especies de quebrachos, algarrobos y otras especies arbóreas y arbustivas, por lo que la multa aplicada es de más de $18.000.000 y la empresa deberá remediar el daño ambiental ocasionado realizando una reforestación con especies nativas en las zonas afectadas por el desmonte, se informó desde la Secretaría de Ambiente provincial.

El cambio de uso de suelo constatado en el establecimiento “Las Marías” fue realizado con una finalidad agrícola, y las intervenciones se efectuaron sin contar con la correspondiente aprobación del Estudio de Impacto Ambiental, aclararon.

La provincia de San Luis tiene actualmente tres millones de hectáreas de bosque nativo, un ecosistema forestal natural compuesto predominantemente por especies arbóreas maduras, que se dividen en tres categorías: verde, amarillo y rojo.

En estos últimos dos colores no pueden desarrollarse cambios de uso de suelo o desmontes, mientras que en la categoría verde, con previa autorización de la autoridad competente, se podrían desarrollar desmontes para actividad agrícola. Para los bosques sin categorizar, es obligación de los titulares solicitar su incorporación al ordenamiento territorial y, de igual modo, pedir autorización para cualquier intervención.