T ° | ST °
Revista el Federal - Ecología - nota

Aprendiendo a elaborar jabón con Aceite Vegetal Usado

Además de llevarlo a centros de acopio, el aceite vegetal que utilizamos en la cocina puede ser reutilizado en la elaboración de jabones. Una lectora de El Federal compartió una receta para quien se anime a hacer jabones con aceite de girasol usado.

Por Matilde Moyano

El aceite vegetal que utilizamos para cocinar, como el de maíz o el de girasol (que son los más utilizados para freír), puede representar un problema para el medio ambiente si no nos ocupamos de darle una disposición final adecuada. Si lo eliminamos en la red cloacal, estamos contaminando el agua y podemos provocar la muerte de peces y flora acuática, así como también alterar el funcionamiento de las plantas depuradoras de efluentes, e incluso contaminar acuíferos subterráneos.

Sin embargo, sabemos que el aceite vegetal usado (AVU) no puede ser reutilizado para la elaboración de alimentos, ya que es perjudicial para nuestra salud. Con lo cual todo indica que lo mejor que podemos hacer es reciclarlo, almacenándolo por ejemplo en botellas de plástico PET, para de paso también reutilizar otra gran amenaza para el medio ambiente como lo es el plástico.

Actualmente existen diversas iniciativas en el país que recolectan el AVU para la elaboración de biodiesel o biocombustible, pero también particulares que reutilizan este aceite para la elaboración de productos como jabón.

En mi manía de reutilizar lo que usamos, aprendí hacer jabón de lavar y también jabones medicinales y de tocador con aceite usado”, expresó Alejandra C. Von Fürstenberg, ecologista y estudiosa de saberes ancestrales, dedicada a las plantas medicinales, quien tiene un micro emprendimiento llamado ‘Espinillo.

Oriunda de Cipolletti, Río Negro, Alejandra dicta cursos de jabonería y compartió con El Federal un poco de sus saberes para las personas interesadas en hacer jabones con el aceite vegetal usado:

PASOS PARA ELABORAR JABÓN CON ACEITE DE GIRASOL USADO
Por Alejandra C. Von Fürstenberg

El proceso que usaremos es el de saponificación en frío. Los ingredientes que vamos usar son:

> Aceite vegetal usado (es importante saber qué aceite usamos, porque cada uno tiene un índice de saponificación diferente) el de girasol y oliva tienen el mismo, no así el de soja o maíz o los mezcla. Siempre hay que fijarse en la etiqueta. También es conveniente filtrar el aceite antes de reutilizarlo. Yo utilizo un embudo con una mota de algodón en el cuello de manera que filtre hasta la partícula más pequeña, con paciencia lo dejo filtrando toda la noche.
> Soda cáustica o Hidróxido de sodio al 99%. No la que venden en la ferretería, porque es muy impura. Se compra en los negocios que venden químicos.
> Agua desmineralizada o común. Yo uso la desmineralizada, que es barata, porque la común puede ser un agua dura y arruinaría el proceso.

Los utensilios que debemos usar son vidrio o acero como recipientes para la mezcla. No plástico. No aluminio.
Nosotros debemos usar guantes, anteojos protectores y barbijo.
Molde
/s donde colocar los jabones.

Importante: Unidad de medida para todo: GRAMOS.

Vamos a la receta para hacer aproximadamente unos 500 g de jabón:

420 g de aceite de girasol usado.
135 g de agua desmineralizada.
56,28 g de soda cáustica.

En un recipiente de vidrio, acero o enlozado peso los 135 g de agua. Aparte peso los 56,28 g de soda c. Llevo la soda al agua (nunca a revés) y mezclo lentamente, eso toma mucha temperatura y larga vapores, por eso el barbijo, las gafas y los guantes. Espero que se disuelva y se transforme en un líquido transparente (eso ya es lejía). Por otro lado, pesamos el aceite en otro recipiente y llevamos la lejía al aceite, comenzamos a mezclar y podemos utilizar una minipimer hasta que tome una consistencia semi cremosa. Ahí paramos y lo colocamos en los moldes, lo vamos a cubrir o abrigar con una toalla o mantita para que trabaje por 48 horas. Luego de ese tiempo ya habrá endurecido, momento en que lo podremos desmoldar. Descansará unos 30 días antes de usar. Ahí está listo el jabón.

¿Qué es lo que pasó en todo este proceso? Químicamente se mezcló un ácido graso con una solución alcalina, a esto se lo llama saponificación y como resultado nos dio un jabón.