Parcialmente nublado
T 18.7° | ST 18.7° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Alimentación - nota

Apuestan por la Moringa en Salta y Formosa

Desde el INTA brindan apoyo en Salta y Formosa para la producción de moringa, una planta medicinal nativa de la India, considerada para muchos una promesa para la lucha contra el hambre, por su alto valor nutricional.

Técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) recomiendan a la Moringa como una alternativa productiva en Salta y Formosa, que aporta a los ingresos de los productores y comunidades originarias de la zona.

Actualmente la venta de hojas de esta planta es común en las ferias de Misiones. Se trata de una planta arbustiva originaria de la India, destacada en Asia y África y poco conocida en América del Sur, es valorada por sus propiedades antibacteriales, fúngicas y homeostáticas de sus hojas, vainas y semillas, además de su alto contenido nutricional.

En cuanto al agregado de valor, el especialista destacó: “El aceite de la semilla es rico en ácidos grasos polinsaturados y esenciales, utilizados principalmente por la industria cosmética, debido a su estabilidad reductiva”, indicó Federico Miranda, jefe del INTA Formosa.

De acuerdo con Miranda, “la popularidad de la moringa como planta medicinal creció en la cultura local y logró introducirse en los hábitos culturales de la población, quienes la consumen en el mate y el tereré, junto con otras mezclas de hierbas”.

Es una alternativa productiva que permite incrementar los ingresos económicos de los pobladores de la zona y sumar un nuevo elemento a la diversidad de sistemas productivos de las comunidades originarias de las Yungas”, explicó por su parte Antonio Sangari, técnico de la agencia de extensión del INTA en Orán, Salta.

En Formosa, si bien su adopción es aún incipiente, tiene gran potencial y ya son varios los pequeños productores y agricultores familiares que implementaron el cultivo para autoconsumo y, en algunos casos, para alimentar pollos, cerdos y caballos.

En Salta, de la mano de los extensionistas, la moringa se expandió entre las comunidades de La Junta en San Ignacio, la de Iguapeigenda en Orán, y las de Kolla de Finca Santiago en Isla de Cañas. “Todos ellos obtuvieron semillas, capacitación y acompañamiento del INTA para realizar los plantines”, explicó Sangari.