Epilepsia refractaria, Parkinson, Alzheimer, ELA, Glaucoma, Fibromaialgia, Asma, Diabetes, Hipertensión, enfermedad de Huntington, Anorexia, Depresión, Esclerosis múltiple, TDAH, TGD, tumores del sistema nervioso central, Osteoporosis y lupus, son algunas de las enfermedades que comenzaron a tratarse con cannabis medicinal.

Y el interés mundial en las propiedades terapéuticas del aceite de cannabis no deja de crecer. En nuestro país, se potenció a partir de la sanción de la Ley 27.350, en marzo de 2017, que habilitó el uso medicinal del aceite de cannabis y creó un programa nacional para impulsar la investigación y su producción pública.

Actualmente la extracción casera del aceite de cannabis requiere de tiempo y dedicación, con lo cual diseñadores industriales de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires (FADU-UBA) crearon ‘Néctar’, un extractor de aceite de cannabis.

En el marco de un trabajo final de la carrera de Diseño Industrial “Teníamos que presentar un prototipo funcional y queríamos hacer algo que pudiera trascender el ámbito de estudio, algo que estuviese al servicio de la sociedad. Justo se había aprobado la ley y nos entusiasmamos con la idea de desarrollar este dispositivo porque todos conocíamos a alguien que estaba probando aceite de cannabis para paliar una enfermedad“, explicó el diseñador industrial Franco Di Paolo, a la Agencia TSS.

El equipo se completa con los diseñadores Manuel Frontini, Ignacio Ruiz Johnson y Patricio Martinez, y el ingeniero electrónico Ivan Isaack.

El dispositivo todavía se encuentra en fase de prototipo. Su tamaño lo hace transportable y está revestido en acero inoxidable. A nivel mundial, este tipo de extractores son de uso industrial, más costosos, voluminosos y complejos, pensados para procesar grandes cantidades de aceite. Néctar está pensado para el uso hogareño, con lo cual los diseñadores pusieron el foco en desarrollar un artefacto de uso sencillo y que proporcione un resultado listo para ser utilizado. Además, el artefacto sirve para la investigación de otras especies vegetales con propiedades medicinales.

Hasta el momento, pudimos verificar que la máquina extrae perfectamente distintos tipos de materiales vegetales y ahora estamos realizando pruebas con investigadores de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA para optimizar el proceso“, explicó Di Paolo.

Los diseñadores también se encuentran trabajando para disminuir los costos de producción, aunque aclaran que no son muy altos, ya que se utilizan muy pocos componentes importados.