Fotogalería: Marcelo Arias

 

 

UNA IDEA GENIAL

 

 

CEPT (Centros Educativos para la Producción Total)

 

Acá en el Oeste de la provincia de Buenos Aires no hay término medio: las personas no hablan para nada o hablan mucho. La definición es de Eduardo Hiriart. Hiriart es el encargado del museo de Guaminí y pertenece al grupo que habla mucho. Es un tipo generoso, que sube al vehículo de El Federal frente al edificio municipal de Guaminí (obra del inquietante arquitecto Salamone).

 

Tejidos.

 

Poco después, indica el camino para llegar a Casbas. La estación de tren de Casbas hoy funciona como museo. En una de las paredes, cuelga un mapa de la red ferroviaria de la provincia de Buenos Aires de principios de siglo XIX. El mapa es increíble porque las vías formaban una telaraña, parecida a la red actual de subtes de Londres. Los británicos siempre fueron fanáticos de los tejidos y vaya que sabían hacerlos.

 

Ahora el vehículo ingresa a Casey, pasando frente al que fue el almacén de ramos generales. El almacén está abandonado y tiene pintadas de Perón del 73. Casey es una estación de vía muerta, pero hace unos años renace gracias a la creación de una escuela secundaria. Se trata de la historia de otro pueblito ferroviario, que da pelea por sobrevivir.

Un motor potente

 

La escuela agraria se construyó usando como base la antigua estación de Casey. Es un edificio prolijo y cuidado. Alrededor hay potreros sembrados, otros con hacienda. También hay dos galpones enormes y del otro lado de la vía, un caserío desparramado.

 

Susana Gori trabaja en la escuela. Llegó a vivir a Casey hace 32 años. El marido tiene cerdos y pollos. Hoy en Casey viven unas 15 personas. Claudio Cepeda (36), docente, vive en Bonifacio, a unos 16 kilómetros. Stella Maris Camilo, docente, trabaja hace 13 años en medios rurales. Sergio López, director, trabaja en Casey hace 20 años, cuenta que el Centro Educativo para la Producción Total (CEPT) arrancó con 23 alumnos y que hoy, poco tiempo después, son 90 y que vienen de 100 kilómetros a la redonda.

 

Por el arraigo rural.

 

Los CEPT son escuelas secundarias orientadas a generar arraigo en el campo y a capacitar a las familias de los alumnos. “La intención es que la escuela sea el motor de desarrollo rural.” Los alumnos pasan una semana en la escuela y dos semanas en sus casas. Las semanas que pasan en sus casas no son de vacaciones. Tienen que aplicar y practicar todo lo que aprendieron en la escuela. Por si fuera poco, los docentes pasan a visitarlos y asesoran a las familias sobre producción, ventas y todo lo que tenga que ver con la economía familiar.

 

El método es de la Francia de posguerra. Y los franceses son los campeones del mundo en apoyar (a través de los famosos subsidios y otros programas generosos) a las familias rurales. La idea es generar arraigo en el campo y para que nada sea impuesto, los CEPT surgen desde la misma comunidad.

 

Los chicos aprenden todo tipo de tareas rurales en el predio de 22 hectáreas: crían hacienda (para consumo en su propio comedor), conejos, siembran, crían cerdos en los antiguos galpones del ferrocarril, hacen huerta, prácticas de laboratorio, panadería y pastelería, crían aves ponedoras y pollos parrilleros, fabrican dulces, manejan un tractor. También juegan al fútbol y tienen netbooks con internet que llevan a las casas. Así, les enseñan computación a los padres.

 

El CEPT tiene un núcleo genético de cerdos y beneficia a las familias criadoras. El CEPT es espectacular.

Un ejemplo.

 

El grupo de 16 docentes trabaja en la convivencia, ya que tienen turnos de 30 alumnos durmiendo en el edificio. Ellos conocen a toda la familia del alumno y conocen sus necesidades. Los padres integran el Consejo de Administración y fijan las líneas de trabajo en conjunto.

 

En el CEPT hay TV Pública e internet y no hay sistema de amonestaciones. “Es que somos como los padres”, comentan los docentes. Estos docentes son verdaderas leyendas anónimas, que emocionan con su trabajo. ¡Todo este predio funciona en un lugar que estaba abandonado! Gracias por un ejemplo, que debe replicarse en todo el país. Hasta pronto.

Más info:
www.facept.org.ar / Facebook: ceptseiscasey