Unos 1200 artesanos fueron fiscalizados en Jujuy con el objetivo de que todos sean incluidos en el Registro de Artesanos para un futuro crecimiento. La entrega de carnets fue el primer paso para poder crear el Consejo Asesor de Artesanos, según lo establece la ley provincial 5122 que está vigente 1999.

Para dar de alta a alguien como artesano y entregarle un carnet debe pasar por una comisión de fiscalización, o sea que se inscribe en el registro único y se le da un número de registro una vez que la comisión de fiscalización evalúa que su trabajo es un proceso artesanal.

Se tuvo que esperar muchos años para que este registro se materialice, todo gracias al empuje que desde hace un año y medio se dio desde diferentes sectores del Gobierno provincial y la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), como así también al trabajo de campo que se realizó durante los últimos nueve meses en el territorio jujeño.

El Secretario de Cultura Gonzalo Morales remarcó que se realizaron proyectos de acuerdo a lo que marca la Ley en cuanto a la Denominación de origen y marca Jujuy de las artesanías jujeñas “porque es la única manera de proteger a nuestros artesanos”.

Estudiantes de la carrera de Antropología de la UNJu efectuaron un relevamiento en todo el territorio provincial visitando a aproximadamente 1500 artesanos que serán evaluados para ver si cumplen con las condiciones requeridas por la ley. La idea es posicionar al artesano y a la Auténtica artesanía jujeña.