Por Leandro Vesco

El responsable de velar por el medio ambiente de nuestro país, Sergio Bergman afirmó hoy que la “minería va a ser una política de desarrollo nacional”, con estas palabras deja en claro cuál es la línea que el gobierno nacional defenderá. En San Juan, donde Barrick Gold derramó más de un millón de agua cianurada en la mina Veladero también esta semana se conoció el informe de la ONU sobre dicho derrame asegurando que no fue tan importante. Para el Ministerio de Minería provincial “ya no queda ningún rastro del incidente en los ríos y las zonas que se vieron afectadas”. Es decir, acá no pasó nada. Mientras tanto, para Jáchal, el pueblo más próximo a la mina, la situación es muy clara: si ellos no de defienden solos nadie podrá hacerlo.

Hablamos con miembros de la Asamble Jáchal No Se Toca, consultados por el reciente informe que elevó la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), fueron muy directos: “La ONU trabaja como contratada del gobierno sanjuanino para la auditoria ambiental, por lo que comprendemos que nunca dirán nada malo ya que prestan servicio para el mismo gobierno, que les paga” El laboratorio que usó la ONU para hacer los análisis es ALS CORPLAB, en su página web se detallan todas sus prestaciones, pero en el mismo sitio es imposible ver los miembros de su directorio, pues aparece un sospecho “página en desarrollo”, cuando todo EN el web site abunda en detalles y textos. En una investigación que realizamos, vemos que hay al menos una empleada que fue Coordinadora de Laboratorio en un proyecto de Barrick. De esta manera estaría probada la relación entre ALS CORPLAB y Barrick. Incluso el laboratorio a participado de los pincipales eventos mineros de los últimos años.

Saúl Zeballos, integrante de la Asamblea fue aún más directo, al desconfiar de los resultados del informe de la UNOPS: “Trabajan con el mismo laboratorio que utiliza Barrick” La parte más importante del cuestionado informe es que sí se encontraron concentraciones de cianuro y metales en el cauce del Río Potrerillos, y se recomienda la remoción de estos sedimentos contaminados. Para el gobierno de San Juan, esta contaminación es superflua y carece de importancia. El Secretario de Gestión Ambiental y Control Minero Marcelo Ghiglione adelantó: “No es necesario llevar a cabo la remoción porque el caudal del agua amortiguó el impacto y rápida y naturalmente se recuperaron los sedimentos, las vegas y el medio ambiente en la zona en la que se produjo el vertido”.

El río Potrerrilos y un área del río De Las Taguas fueron los afectados, según el informe de la ONU, en cuanto a los demás cauces de agua, incluído el Río Jáchal “no se encontraron evidencias de anomalías asociadas al incidente ambiental”. Para el mismo documento, el derrame de agua cianurada no tuvo ninguna consecuencia para los pueblos que están a la vera del Río Blanco, como El Chinguillo, Malimán y Angualasto, esto está en contra de los informes que se han difundido hasta ahora, como el realizado por la Policia Federal Argentina, donde aseguraban que al menos cinco ríos habían sido afectados por el cianuro. El informe de la ONU dio avál al asesor de la UNOPS al afirmar que el derrame: “no puso en peligro la vida humana”.

Desde la Asamblea, saben “que la presión y el lobby minero son muy fuertes. Tanto en la política como en la justicia. No vamos a permitir que ninguna corporación minera nos contamine una gota más de nuestra agua. El agua de todosHace algunas horas recibieron un e mail de la Casa Rosada, donde expresa en un cordial tono que: “Antes que nada, queremos que sepas que desde el Gobierno nos hemos planteado el desafío de generar un marco de políticas públicas y acciones que den confianza de que se puede desarrollar una minería con cuidado del ambiente y de las comunidades para transformarla en un importante aporte al bien común de la Argentina. 

Sigue el e mail con el logo de Presidencia de La Nación: “Ninguno de los estudios técnicos de los organismos científicos que hasta hoy evaluaron el incidente (Instituto Nacional del Agua, UNOPS de Naciones Unidas, Universidad Nacional de Cuyo) indicó que hubiera, hasta el momento, efectos en la salud humana, ni tampoco la posibilidad de una contaminación inter-jurisdiccional. Es bueno aclarar que la ciudad de Jáchal no consume agua de la cuenca del Río Jáchal, porque éste se encuentra históricamente “contaminado de forma natural”, sobre todo con boro, arsénico y sulfatos.

Desde un punto de vista técnico-ambiental, clausurar una operación minera implica riesgos ambientales significativos. El cierre de una mina en operación debe hacerse bajo una planificación técnica y social muy detallada y sistematizada, y debe ser aprobada por la autoridad de aplicación. Esto sin evaluar el efecto que tendría sobre miles de familias que hoy cuentan con un trabajo dignogracias a este emprendimiento. Veladero es el primer empleador privado de San Juan. El proyecto emplea a más de 3.000 trabajadores -entre directos y contratistas- y gasta anualmente, entre salarios y compras, $ 7.500 millones en Argentina, su gran mayoría dentro de San Juan. Representa más del 25% del Producto Bruto Geográfico de la provincia. Muchas gracias por transmitirnos tu preocupación. Tu opinión es muy importante para nosotros.”

Para la Casa Rosada, si deja dinero entonces está bien, llegando a afirmar que cerrar una mina generaría significativos riesgos ambientales. La respuesta del gobierno nacional a la Asamblea es una tomada de pelo para un pueblo que resiste a entregar sus recursos naturales más preciados. 

“Desde la Asamblea suponiamos que iba a suceder esto, no esperábamos otra cosa de la ONU. Pero para nosotros es importante porque reconoce que hubo derrame, y que hay metales pesados en nuestros cauces. Esto reafirma nuestra lucha, y exijimos el cierre, remediación y prohibición de la megamineria con uso de sustancias tóxicas. Nuestras aguas subterráneas se han visto afectadas por el derrame, y que la liberación de estos metales afectará a largo plazo a todo San Juan” 

Es imposible conocer el Directorio del Laboratorio que hizo el informe ambiental para la ONU: