Fuente: Villarino Noticias

El dirigente de la Asociación de Productores Rurales de Villarino Sur y productor de cebolla de Mayor Buratovich, Eduardo Juárez, una de laszonas en donde existe la mayor superficie del país sembrada de cebolla, explicó que el aumento en el precio del producto se debe a un problema grave que atraviesa el sector ya que “bacterias están atacando al cultivo”.

“Estamos sufriendo un problema grave de un complejo de bacterias que están atacando al cultivo de cebollas, y por ende son de baja la calidad. Este año fue el peor de todos por lo cual se generó un faltante importante para el mercado interno”, explicó el productor. Juárez indicó que “esto ha llevado a que los precios se vayan elevando paulatinamente y lleguen a este valor”.

“Al productor no le ha llegado tanto porque el grueso se vendió hace dos meses a valores muy bajos y lo que ahora está tomando es algún pucho de cebolla para recuperar lo que no pudo hacer durante esta campaña”, agregó.

En declaraciones a radio Provincia, el productor señaló además que se ha llegado “a un pico importante de la afectación de esta bacteria, es muy grave; este año las enfermedades están en un porcentaje tan elevado que ha hecho que no alcancemos a cubrir la demanda que tenemos”.

“No es una enfermedad estacional sino que tenemos en la zona, que hay que trabajar mucho para encontrar las soluciones”, añadió. Y concluyó: “Estas bacterias se alojan en las hojas y por alguna picadura que tenga la planta, la lastima y las bacterias ingresan, se alojan en el cuello de la cebolla pudriendo la cebolla y por ello, van a encontrar cascaritas marrones por dentro y hay que tirarlas y queda una cebolla pequeña o hay que tirarla”

Periodistas de El Federal hace un tiempo atrás estuvieron en la Colonia San Adolfo, donde se concentra la mayor superficie sembrada de cebollas y en aquel momento el problema era que Brasil había dejado de comprar y el precio en el mercado interno el precio era muy bajo por lo que la rentabilidad había caído, pudiendo ver en muchos campos montañas de cebolla pudriéndose a cielo abierto. La realidad ahora sería diferente. La polémica está planteada.