Según un estudio de la revista internacional Atmospheric Enviroment, las emisiones de los hornos de las pizzerías causan un grave daño al medioambiente.

Para llegar a esta conclusión, expertos de siete universidades guiados por el Dr. Prashant Kumar de la Universidad de Surrey, se enfocaron en las emisiones de las pizzerías en la ciudad de Sao Paulo, Brasil.

¿Pero por qué el impacto de las pizzerías es distinto al de otro tipo de restaurantes? todo tiene que ver con los métodos que usan en su elaboración: Al utilizarse y quemarse madera (307,000 toneladas al año en cada pizzería) para el proceso de cocción, no sólo se contamina el aire, sino que también se talan más de 7.5 hectáreas de bosques de eucalipto cada mes.

A pesar de que Sao Paulo hizo esfuerzos por reducir el impacto de los combustibles, los especialistas de esta investigación advierten que es necesario considerar otras fuentes de contaminación, como lo es la quema de madera, que es una tradición que tanto pizzerías como parrillas siguen utilizando, y el impacto es mayor de lo que se cree.

“Se hizo evidente a partir de nuestro trabajo que a pesar de no ser el mismo alto nivel de contaminantes de los vehículos en la ciudad como otras grandes ciudades, no había habido mucha consideración de algunas otras fuentes de emisiones, que incluyen la quema de madera, como en miles de pizzerías o la simpe quema de basura doméstica”.

La pizza es venerada por los habitantes de Sao Paulo. El ‘día de pizza’ se celebra cada mes de julio y la pizzería del barrio es los domingos por la noche el lugar familiar elegido por la mayoría de los residentes de la ciudad. Gente de todas las edades hacen cola durante horas fuera de las 8 mil pizzerías que producen cerca de un millón de pizzas al día, con capacidad para hasta alrededor de 600 personas a la vez. Además de las 800 pizzas al día que se hacen usando estufas de leña anticuados, otras 1.000 al día se producen para entrega a domicilio.