En marzo de 2019 Melena -león- y Tika -tigresa- fueron trasladados a Sudáfrica para comenzar a formar parte de la familia de Ubuntu Wildlife Sanctuary, en su hábitat natural.

Le encanta asustar a los nuevos miembros del equipo con un salto y rugir en la valla. Y podemos ver la mirada traviesa en sus ojos cuando le dio a los estúpidos ‘esclavos humanos’ el susto de sus vidas!! Qué vuelta inspiradora y un privilegio masivo compartir nuestras vidas con este hermoso león… Melena”, expresaron desde el santuario sudafricano sobre este primer rescate internacional que realizaron.

Como resultado de años de nutrición incorrecta, llevó semanas al equipo Ubuntu para que Melena comiera correctamente otra vez, subir de peso y convertirse en un verdadero león en África.

Cuando llegó era muy inseguro y “no tenía la autoridad de un león macho, pero con persistencia, mucho amor y el apoyo del Dr. Peter Caldwell, Melena, hoy es un león autoritario y confiado”, relataron.

Sobre Tika, desde Ubuntu, contaron “A los 18 años de edad esta chica sigue siendo fuerte y nuestro equipo está asombrado por su majestuosa belleza! (Qué increíble es su camuflaje a plena vista!!)” y explicaron que “Tika fue diagnosticada con el túnel Carpal en su pata frontal a principios de 2020 y el Dr. Caldwell la tiene tomando medicamentos diarios para esto. Nuestro equipo está contento de informar que su caminata ha mejorado en tal medida que nunca habrías adivinado que algo está mal”.

También se expresaron sobre Secu y Zuka, los otros dos felinos rescatados en mayo de 2019 y que también fueron recibidos en su santuario: “Desafortunadamente, Secu solo disfrutó de su nueva vida durante poco más de un año. Sus primeros años en el circo como un cachorro desnutrido cobró su precio. Tuvo la oportunidad de ser un león en África, donde pertenecía”, lamentaron sobre Secu, mientras que “Zuka se ha estado adaptando bien a su nueva vida en el santuario”.