Por segundo año consecutivo, la ciudad de Rosario fue sede de Mercoláctea, el evento que tiene como objetivo fortalecer la cadena de la lechería de la región. 

Del 2 al 4 de julio, el Centro de Convenciones Metropolitano abordó esta muestra comercial que exhibió la oferta tecnológica para el sector lechero, con novedades, innovaciones, nuevos desarrollos en equipamiento de las salas y todo lo concerniente al confort animal. Además se realizaron seminarios de capacitación para productores, operarios, encargados, técnicos y asesores. Las Olimpiadas Lácteas también formaron parte de la nueva edición de Mercoláctea, en las mismas participarán más de 40 escuelas.

La intendente municipal de Rosario, Mónica Fein, el vicegobernador de la provincia de Santa Fe, Jorge Henn, y el director de Mercoláctea, Aldo Ferrari, estuvieron presentes, y también participaron los diputados nacionales Hermes Binner (ex gobernador de Santa Fe) y Alicia Ciciliani, el secretario de Sistemas Agropecuarios del Ministerio de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, y la secretaria de la Producción de la Municipalidad de Rosario, Eleonora Scagliotti, expositores, disertantes y público.

Cumbre de Empresarios en Mercolactea

Otra de las actividades destacadas fue la realización del VII Simposio de empresarios lecheros (SEL), un ámbito ideado para la reflexión y análisis a largo plazo de los temas claves que integran la agenda láctea empresaria.

Durante dos días productores, asesores y empresarios del sector analizaron los problemas y posibles soluciones. “Al productor lechero le duele cuando cae la produccion, cuando el precio no vale, cuando la situación de su rentabilidad le impacta negativamente. Ahora bien, el problema más grave, que yo creo que es hoy una de las mayores limitantes que tienen los tambos para crecer es el tema de la recría, se mueren demasiados terneros en las guacheras”, aseguró Alejandro Sammartino, director de Infortambo, y agregó: “eso hace que la gente no pueda tener suficiente cantidad de vaquillonas, ya ni siquiera para reposición, ni hablemos de crecer. Entonces los productores se ponen a intentar preñar las vacas más rápido porque creen que ese es el único parche que pueden tener como para acomodar la cosa”.

En uno de los paneles del Simposio del Empresarios Lecheros, “El costo de no crecer. Reflexiones sobre el impacto de malos resultados en la crianza en rodeos lecheros”, Jorge Olmedo, Miguel Taverna y Ariel Capitaine Funes, “plantearon algunos números y abrieron el debate de cómo se puede hacer para realmente ponerle foco a una categoría -que como esta tan alejada del tambo, porque son las terneras y las vaquillonas que hay que ponerles plata y los resultados se ven en el largo plazo – y la cosa rinda. Porque en realidad lo que se valida es que aquellos establecimientos que tienen bajo nivel de mortandad y buena eficiencia en recría le empiezan a sobrar vacas y pueden crecer. Esta es una realidad básica y los productores no toman conciencia”, explicó Alejandro Sammartino.

Luego, afirmó que “no está en el foco del productor meterle toda la polenta en un sector que es el semillero del tambo, que como los resultados se ven en el largo plazo, a veces se lo deja de lado y no se lo pone como prioridad. Pero no hay mayor satisfacción que cuando se empiezan a ver lotes de vaquillonas importantes, y vos te das cuenta que vas a poder crecer con ese rodeo. Y eventualmente, si no podes crecer porque no podes meter más vacas, se convierte en un muy buen ingreso que es la venta de vaquillonas, que valen. Hasta puede ser un adicional a la liquidación de la leche de todos los meses, podes tener un treceavo mes con estas ventas”.

Asimismo, se trató el tema de la Nutrición, “Las dietas del futuro. Principales fallas y oportunidades en las dietas de los tambos argentinos. ¿Por qué falla la teoría? Del nutricionista hasta la realidad. Claves. Recomendaciones prácticas” y “Problemas de leche con baja porcentaje de grasa: ¿acidosis o depresión de la grasa?”, a cargo de Fernando Bargo y Diego Bertino. Y luego, de Juan Linari y José Quintana hablaron sobre: “¿Se terminó el viento de cola para la lechería?”.

En la segunda jornada del Simposio de Empresarios Lecheros dos especialistas, Mucio Alvim y Jorge Ghiano, presentaron soluciones para la Reproducción y Bienestar en la peor época a nivel productivo. Los temas fueron: “Enfrentando el Stress Calórico”, “Embriones in vitro como estrategia en época de stress calórico”. Y para finalizar, Bernardo Bárcena hablará sobre “La gestión y el liderazgo en tiempo de crisis”.

Por otro lado, Sancor capacitó a productores en Mercoláctea 2015, con conferencias sobre forrajes, eficiencia de conversión, manejo de efluentes y calidad de leche a cargo de destacados especialistas. “El objetivo es promover y difundir el conocimiento entre los productores lecheros para fortalecer el desarrollo sustentable y la previsibilidad de sus empresas familiares”, contaron los organizadores.

Situación sanitaria en los tambos

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) estuvo presente en Mercoláctea y ofreció una conferencia sobre el relevamiento y la situación sanitaria en los tambos argentinos. La disertación estuvo a cargo del responsable del Programa de Tambos y Producción Primaria de Leche del Senasa, Claudio Glauber, destinada a estudiantes, productores, técnicos y profesionales del sector de la producción e industria láctea. Habló de los principales ejes y alcances del Programa, entre ellos: la salud del rodeo lechero, los efectos productivos, las medidas de prevención, el impacto en la salud pública, las acciones de los veterinarios privados y oficiales en tambos y la situación sanitaria regional.

Con su participación en este tipo de encuentros, el Senasa tiene por objetivo contribuir a fortalecer la sanidad y la salud preventiva y las acciones de profilaxis en el rodeo bovino lechero generando espacios de integración entre todos los actores involucrados en la cadena agroalimentaria.
Glauber explicó la metodología que se implementa, con veterinarios del Senasa recorriendo establecimientos y categorizándolos de acuerdo al criterio institucional para los niveles sanitarios, que pueden ser “Muy Bueno”, “Bueno”, “Regular” o “Malo”. Según lo que observen “los veterinarios dejan las indicaciones necesarias y se sugiere el control veterinario adecuado”, sostuvo, agregando que también se hace una selección por nivel productivo determinando si es “Chico”, “Mediano” o “Grande”.

“Así quedan incorporados al sistema informático del Senasa y el objetivo final es poder contar con un mapa bien completo de los tambos argentinos. Hemos relevado algo más de la cuarta parte de los tambos del país y en dos o tres años estaremos completando”, compartió Glauber.
Como beneficio a destacar de esta actividad es que con la categorización se puede llegar a estandarizar los niveles de calidad. “El productor se muestra interesado porque no siempre está en condiciones de poder contratar servicios privados para monitorear su tambo”, comentó el veterinario del Senasa, añadiendo que el profesional de cada una de las zonas hace el seguimiento que corresponda “y así también vamos generando un contacto más frecuente entre el veterinario y el tambero que hasta ahora sólo se circunscribía a los momentos de vacunación”, contempló Glauber.

Por su parte, la empresa DeLaval llevó su propuesta de hacer un tambo más productivo y más rentable reuniendo los tres pilares de la productividad: óptimo rendimiento, gerenciamiento efectivo del rodeo y tecnología de avanzada. Presentaron los 4 programas que conectan a los pilares de la productividad: Nutrición, Automatización, InService All Inclusive, y la longevidad de la vaca.

Finalmente, en el Salón de Quesos Gourmet se presentaron al público los mejores quesos del país, las clases de cocina magistrales, capacitación y degustación sobre quesos y sus mejores maridajes.