Dos estudiantes de ingeniería mecánica de la ciudad palestina de Gaza utilizaron sus conocimientos para remediar la escasez de combustible y electricidad, a través de la fabricación de un prototipo de automóvil solar.

Jamal Al Miqaty y Khalid Al Bardawil Al Azhar, de la Universidad de Gaza, son los estudiantes que crearon este vehículo de dos puertas que está cubierto por paneles solares que capturan la energía del sol para abastacer así el motor eléctrico al 100%.

Es el primer coche fabricado en Gaza que funciona con energía solar. Su creación no fue fácil, ya que los materiales que necesitaban los estudiantes no estaban disponibles allí. La velocidad máxima que es capaz de alcanzar este auto es de 30 km, pero aseguran que esta condición será mejorada. 

Según la Universidad, los estudiantes esperan también encontrar una manera de convertir los coches eléctricos para que se alimenten solo con energía solar. A través de estos vehículos de energía alternativa, esperan ofrecer un respiro a la crisis energética a la que enfrenta su comunidad.