El cuero de un yaguareté fue decomisado el 4 de junio en el coto de caza “El Santiago” ubicado en la estancia “Los Cisnes”, a 100 kilómetros de la ciudad de Villa Mercedes, provincia de San Luis. El procedimiento fue ordenado por el Juzgado Federal de San Luis y ejecutado por funcionarios del Área de Flora y Fauna y del Centro de Conservación de Vida Silvestre del Ministerio de Medio Ambiente provincial, en conjunto con personal de la Subdelegación de Villa Mercedes de la Policía Federal Argentina.

Esta medida fue impulsada por la Dirección de Fauna Silvestre, dependiente de la Subsecretaría de Planificación y Política Ambiental de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS) a cargo del Dr. Sergio Lorusso, quien elevó a la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental (UFIMA) una denuncia proveniente de la Fundación Red Yaguareté acerca de la publicación en la revista especializada en caza “Weekend”, donde se exhibía la piel de este felino colgada en una pared dentro del mencionado coto de caza.

En septiembre del año pasado, la SAyDS aplicó la significativa multa de 500 mil pesos a un comerciante del barrio porteño de Recoleta, por exhibir en su local la piel de un yaguareté, especie nativa emblemática en peligro crítico de extinción.

Debido al estado crítico de sus poblaciones, el yaguareté fue declarado Monumento Natural Nacional mediante Ley 25.463/01 y Monumento Natural Provincial en Misiones por Decreto 1465/ 88, en Chaco mediante Ley 4306/96 y en Salta por Decreto 1660/01, y ha sido incluido en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), de la cual Argentina es parte. Por ello, la caza y comercialización de esta especie se encuentra prohibida en todo el territorio nacional.

Desde Ambiente de la Nación se intensifican las políticas de control y protección de esta especie en el marco del “Proyecto Yaguareté”, que tiene como objetivo llevar adelante acciones para su preservación, diseñar estrategias de conservación de su hábitat, impulsar actividades de rescate, generar conciencia y compromiso por parte de la población local, gestionar y trabajar articuladamente con las direcciones de fauna silvestre de las provincias del área de distribución de la especie. En esta línea se lleva adelante el Registro Nacional de Yaguaretés en Cautiverio.

Se considera que en Argentina el número de ejemplares de yaguaretés ronda los 300. Al ser una especie de gran requerimiento territorial, que habita áreas en buen estado de conservación, se la considera una “especie paraguas”. Por ende, al conservar esta especie no sólo se conservan sus poblaciones si no al ecosistema en su conjunto.

Fuente: Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación