Dos ejemplares de águila harpía, una de las aves más bellas del planeta, pero en nuestro país acosadas por la deforestación, la industria petrolera, el crecimiento de la frontera agrícola, y con serios riesgos de extinción fueron vistas en el Parque Nacional Calilegua en Jujuy. Se pensó que no existían en esta provincia, rápidamente se organizó un operativo para en la zona para que la presencia humana no las altere.

Es nuestro tigre del aire. Es capaz de cazar monos con sus garras y su estado es sumamente crítico en la Argentina. Nos alegra enormemente esta noticia que confirma que nuestros Parques Nacionales aseguran hábitat a tal escala que permite el regreso de todas las piezas que le faltan a los ecosistemas”, comentó en un comunicado Emiliano Ezcurra, vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales.

Hasta el momento la situación del águila harpía en nuestro país las posicionaba en Misiones, en donde se tenían noticias de que había cinco nidos en toda la provincia, lo que demuestra la extrema fragilidad de esta especie que ha sufrido como ninguna otra la caza furtiva, el comercio ilegal y la deforestación que ha disminuido su habitat hasta volverlas casi invisibles. La presencia de estos dos ejemplares vistos en Calilegua constituye un hecho extraordinario, ya que se desconocía que esta especie continuaba existiendo en Jujuy.

El águila harpía es el águila más más grande del hemisferio occidental y del austral, es la única especie del género harpía y no tiene subgéneros. Es el ave nacional de Panamá y especie que simboliza la biodiversidad en Ecuador. Su dominio se extiende desde el sudeste de México hasta el noreste de nuestro país. La hembra es de mayor tamaño que el macho, puede llegar a medir hasta dos metros de envergadura con las alas extendidas y pesar hasta siete kilos. Es rápida y certera en sus ataques, siendo capaz de llevar hasta las copas de los árboles una cría de cerdo silvestre. En la naturaleza, el águila harpía caza apenas dos veces por semana, siendo este el motivo de que elija presas de gran porte.

Las águilas fueron vistas por estudiantes de Biología de la Facultad de Ciencias Agrarias de Jujuy biólogos y un guía de turismo local los días 24 y 25 de marzo.