El Instituto Cultural de Bahía Blanca junto con la Secretaría de Gobierno Abierto llevan adelante un proyecto por el cual los vecinos y turistas podrán acceder a información y fotos de los principales sitios y monumentos históricos de la ciudad a través de la tecnología QR.

El código QR (Código de respuesta rápida) es un módulo útil para almacenar información en una matriz de puntos o un código de barras bidimensional y se caracteriza por los tres cuadrados que se encuentran en las esquinas y que permiten detectar la posición del código al lector.

En una primera etapa estarán cubiertos con el código los edificios y monumentos ubicados en el centro histórico, como el Monumento a Rivadavia, la Fuente de los Ingleses, el Monumento a la comunidad israelita, el Palacio Municipal, la Catedral Nuestra Señora de la Merced, el Club Argentino, la Biblioteca Rivadavia, el Teatro Municipal y el Monumento a Garibaldi.

Mediante un teléfono celular cualquier persona podrá saber la historia de los lugares. “Esta modalidad no tiene mayor impacto en la fachada de los edificios patrimoniales ya que se presentará a través de una placa acrílica de 30 x 30 centímetros”, aclararon desde el Instituto Cultural. 

Fuente: Télam