Fuente: Sitio Oficial de Baradero

Por todos los documentos hallados se wwwimonia que Santiago del Varadero fue creada en el año de 1615, bajo la advocación de Santiago Apóstol, por ello se ha consagrado como día de su fundación el 25 de Julio, aunque no haya documentos que lo certifiquen. En todos los wwwimonios documentales se cita a la reducción como pueblo, con el nombre de Santiago y el militar de Varadero, Baradero y también “Barradero”, en pocos casos. Sin duda, tomó su nombre del hecho que en su río se “varaban las naves, sin peligro de avería”, debido a su lecho barroso; tal cual lo dicen las crónicas españolas. Actualmente Baradero va en camino a los 400 años de historia y cultura.

Su origen fue una reducción de indios, reunidos para establecer una Encomienda Real a cargo de Padres franciscanos. Los primeros aborígenes fueron trasladados por el franciscano Francisco de Arena, desde las proximidades de Buenos Aires, a unas siete leguas.

Sobre estas pampas infinitas se han encontrado vestigios de vida animal variada, zorrillos, armadillos, gliptodontes, y hasta cetáceos de más de 500 mil años. Luego, aparecen los hombres que mano a mano con el yaguareté y los venados de las pampas, ganarán el espacio que les corresponderá al menos por un tiempo. A partir de allí, los talas, los espinillos y el río, serán su lugar natural. Desde esta amplia zona los cazadores buscaban sin un límite geográfico su comida, y recogían los frutos generosos de una tierra fértil, se convocaban en estas costas en encuentros generosos de intercambios con otros que eran iguales que ellos: libres. 

El 25 de julio de 1615, nace una historia extensa y parsimoniosa, que hasta hoy nos cobija y nos lleva en su seno. En un principio fueron los franciscanos en los cuales Hernandarias confiaba para llevar adelante la misión, Ellos, en nombre de Dios y del Rey redujeron a un grupo de algo más de doscientos aborígenes de distintos pueblos, Mbygua, Chaná y Guaránies.  El pueblo que nace, algo más de cien años después, es el pueblo de criollos que ya será el Baradero que hoy conocemos.

Esta ciudad ofrece hoy excelentes condiciones para la pesca. La costa del río Baradero tiene una longitud de aproximadamente 20 Km, y desde la misma se consiguen surubíes, dorados, bogas, tarariras (o truchas, al decir de los pobladores del lugar), sábalos, y otras especies de menor tamaño. En invierno hasta es posible encontrar pejerreyes. Ofrece buenas alternativas de alojamiento en campings u hoteles, y la oferta gastronómica es amplia, basándose la comida fundamentalmente en los frutos de río.

Mas información sobre las distintas actividades: http://www.baradero.gov.ar/cuatricentenario