Bariloche está de festejo, porque ayer se inauguraron la Planta de Clasificación, Reciclado y Compostaje y el Centro Conicet Patagonia Norte.

La presidenta de la Asociación de Recicladores Bariloche (ARB), Zulema Morales, y los jóvenes científicos hicieron visible su emoción en el acto de inauguración de estas estructuras para las que el gobierno nacional invirtió cerca de 100 millones de pesos.

La flamante planta de tratamiento y reciclado de residuos sólidos urbanos evitará que 150 toneladas de basura diaria sean enterradas sin un debido proceso previo.

En teleconferencia desde la ciudad rionegrina de General Roca, la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner dialogó con Zulema Morales. La moderna planta de tratamiento, clasificación, saneamiento, compostaje y relleno sanitario “va a sanear la ciudad y la dignidad de quienes trabajan en las condiciones que cualquier trabajador merece“, reivindicó la mandataria.

La intendenta de Bariloche, María Eugenia Martini, al término de los actos simultáneos con la Presidenta, recordó su época de trabajadora social cuando el sitio donde se edificó la Planta de Reciclado era un basural. “En esa época conocí a Zulema y a los trabajadores del vertedero, con los efectos de la crisis del 2001, venían chicos y grandes a buscar alimentos entre la basura, y los científicos debían irse de Bariloche porque no había lugar para ellos. Este proyecto nacional nos cambió la vida a todos”, sostuvo la intendenta.

Por su parte, la inauguración del edificio del Conicet fue encabezada por el ministro de Ciencia y Tecnología Lino Barañao, y el investigador Mariano Cantero, quien declaró: “Me fui del país porque no tenía trabajo y volví para encontrar un terreno fértil para el desarrollo, y sobre todo para aportar a una mejor calidad de vida para los argentinos”