Barrick Gold no ha podido hacer suficiente lobby aún, con problemas ambientales en Chile y sin poder generar más presión para que el gobierno argentino modifique la Ley de Glaciares, decidió cerrar su estudio de explotación subterránea en la mina Pascua Lama. La compañía emitió un comunicado donde expresa que toma esta decisión hasta que “la economía mejore y los riesgos relacionados a la explotación puedan ser mitigados”.

La mina se desarrolla en Chile y en San Juan, según deja trascender el Diario El Cuyo, la empresa canadiense apostaba para que la Ley de Glaciares se modifique para poder continuar con su proyecto de explotar en forma subterránea la mina, pero esto aún no se lleva a cabo y por esta razón abandona la idea de la explotación. Pascua Lama, en el lado argentino se halla en tierra periglaciar.

Pascua Lama fue catalogada como el proyecto minero más grande de Sudamérica. En Chile el proyecto pronto quedó envuelto en problemas, porque la empresa no realizó el estudio de impacto ambiental correspondiente. Se asentó en Pascua, en tierras protegidas por la Ley y pronto la explotación fue suspendida. En nuestro país las cosas le resultaron más fáciles, la empresa para tratar de ocultar su actividad penetró la montaña, un ambiente perigracial, y realizó un túnel por donde debían pasar los grandes camiones mineros, pero pronto de las paredes de ese túnel comenzó a drenar agua ácida que se vertió por las vegas, dañando el medio ambiente. San Juan optó por ofrecerle la posibilidad a Barrick de hacer grandes piletones para tratar el agua, en varias oportunidades la empresa ocasionó derrames.

Ante esta situación Barrick Gold decidió comenzar a trabajar con el proyecto de explotación subterránea, pero la mina se halla en un ambiente protegido por la Ley de Glaciares, por lo que su desarrollo está sujeto a la modificación que el gobierno plantea hacer a la Ley. La presencia de Barrick Gold es ilegal. El túnel que hizo penetró una zona natural muy sensible. Desde el lado chileno, las cosas no se le presentan mejor, el país vecino ordenó el cierre de la mina. La contaminación es el factor común en todo el proyecto minero que la empresa canadiense llevó a cabo y hasta hace unos días intentó continuar.

El Ministro de Minería de San Juan, Alberto Hensel aseguró que la provincia pedirá el cierre definitivo de la mina, aunque abrió el paraguas, explicando: “Esto cierra una etapa, aunque la medida no implica la pérdida de la concesión. Si el día de mañana las condiciones económicas cambian y para la compañía la relación costo, producción y rentabilidad cierran, se hablará de vuelta”, concluyó.