Por Leandro Vesco

Para los asambleístas de Jáchal la noticia fue un balde de agua fría. En el medio de la polémica por un nuevo derrame, del que todavía se conoce muy poco, Barrick Gold anunció que firmó un acuerdo estratégico con la empresa china Shandong Gold, por el cual se desprende del 50% de Veladero y que incluye trabajos en conjunto en Pascua Lama, para reactivarla. La compañía china desembolsó 960 millones de dólares.

A horas de la llegada del Presidente de la compañía Kelvin Dushinisky, para entregarle al gobernador de San Juan Sergio Uñac un plan integral para mejorar la calidad ambiental de Veladero, que fue rechazado por la provincia, y cuando no ha salido de la prensa de la empresa ningún comunicado oficial sobre el “incidente” del 28 de marzo, el Presidente Ejecutivo John L. Thornton desde China anuncia que la compañía se desprende del 50% de la mina Veladero, que ha tenido tres derrames oficiales de agua cianurada en los últimos 18 meses y que ha contaminado el nacimiento de al menos cinco ríos. Además de violar la Ley de Glaciares. El anuncio se hizo a través de un comunicado oficial, el mismo que los jachaleros esperaron durante tanto tiempo para que la empresa se hiciera cargo de todo el daño ambiental que está ocasionando.

El comunicado de la empresa, detalla el alcance del acuerdo: “Como primer paso en esta nueva sociedad, Shandong Gold Mining Co., Ltd, la compañía antes mencionada de Shandong Gold Group, adquirirá el 50 por ciento de la mina Veladero, de Barrick, en la provincia de San Juan, en Argentina, por $960 millones. Como segundo paso, Barrick y Shandong formarán un grupo de trabajo para explorar el desarrollo conjunto del depósito Pascua-Lama. Como tercer paso, ambas compañías evaluarán las oportunidades adicionales de inversión en el altamente prometedor Cinturón de Oro El Indio, en el límite entre Argentina y Chile, el mismo que alberga un conglomerado de minas y proyectos de clase mundial entre los que se incluyen Veladero, Pascua-Lama, y Alturas

Con la llegada de los chinos a San Juan, la realidad de la mina en relación a los autoridades sanjuaninas cambia por completo. Barrick Gold se desprende de la mitad de Veladero en medio de una negociación sobre el impacto ambiental de los derrames que la empresa ha ocasionado allí. La compañía canadiense confirmó que hasta la finalización de la operación (la cesión del 50% a los capitales chinos) la mina será supervisada por un Directorio Conjunto que estará conformado por tres representantes de cada empresa, aunque se asegura que van a conservar todo el equipo ejecutivo que Barrick tiene hoy en Veladero. De los 3500 empleados que trabajan en la mina, nadie se ha pronunciado aún.

Nuestro anhelo es hacer de Barrick una empresa líder del siglo XXI en cualquier industria y jurisdicción lo cual, por definición, significa crear una distintiva y duradera relación basada en la verdad con China y las mejores compañías de China. Este acuerdo nos sumerge en ese camino. Shandong es un socio ideal para ayudarnos a desbloquear la riqueza mineral inexplorada del Cinturón El Indio a largo plazo, mientras que hoy trabaja con nosotros para generar más valor de la mina Veladero“, confirmó John L. Thornton, Presidente Ejecutivo, reafirmando su intención de continuar explotando en San Juan proyectos mineros seriamente cuestionados por la contaminación que han generado y que continúan provocando. En el caso de Pascua Lama, Barrick penetró una montaña, haciendo un túnel de cuatro kilómetros que comenzó a drenar agua ácida que se derramó sobre el valle contaminando ríos y arroyos.

Por su parte, Chen Yumin, Presidente de Shandong afirmó que: “Estamos contentos por ingresar a la dinámica industria minera de Argentina en sociedad con Barrick en Veladero, al tiempo que exploramos otras oportunidades en uno de los más prometedores distritos del mundo” La Asamblea Jáchal No Se Toca, minutos después de que se conociera la venta de la mitad de Veladero, la mina por la que tanto se han movido para intentar cerrarla y expulsar de San Juan a Barrick, difundieron un comunicado:

“Duele verlos irse con total impunidad porque sabemos que este es solo el comienzo, más tarde o más temprano nos encontraremos con diques llenos de cianuro y desechos, empobrecidos y enfermos; y con una empresa china, no canadiense, que desconozca todo lo ocurrido hasta hoy. Y allí probablemente, se pasen la pelota entre el Estado, Barrick y esta empresa, y la remediación nunca llegue. NO PODEMOS PERMITIR MAS MANEJOS. NO PODEMOS QUEDAR EN EL OLVIDO”