En 18 meses, la multinacional minera Barrick Gold derramó agua cianurada tres veces en la mina Veladero, provincia de San Juan. Es sin duda pionera en todo el país, en ser la empresa extractivista que más contaminación genera, además de estar acusada de violar la Ley Nacional de Glaciares.

Sin embargo, Barrick quiere ir por más, y ahora recusó al juez federal Sebastián Casanello, quien interviene en la investigación por supuestos vertidos contaminantes en las minas de Veladero y Pascua Lama, con el argumento de que el juez tiene “prejuicio y antipatía” para con la empresa.

La recusación y pedido de apartamiento fueron presentados por Fernando Giannoni, titular de las filiales argentinas de la multinacional, “Barrick Exploraciones Argentina SA y Minera Argentina Gold SRL, en un escrito patrocinado por el ex juez y ministro de Justicia León Arslanián.

La causal invocada para la recusación es la de “prejuzgamiento”, con lo cual Casanello deberá resolver si acepta o rechaza la recusación, y luego el expediente pasará en consulta a la Cámara Federal.