Publicidad Bajar al sitio

22 Julio, 2020

Bayer perdió la apelación en un juicio por cáncer causado por glifosato

Luego de que en 2018 la Corte Superior de San Francisco, California, Estados Unidos, se pronunciara a favor Dewayne Johnson -un ex gerente de control de plagas que aplicaba glifosato y contrajo cáncer- y de que Bayer apelara esa decisión, un tribunal de apelaciones confirmó el pasado 20 de julio el veredicto a favor del demandante.

Bayer perdió la apelación en un juicio por cáncer causado por glifosato

Por Matilde Moyano

En 2018 el Tribunal Superior de San Francisco declaró responsable a la multinacional Monsanto (adquirida por Bayer) por ocultar la toxicidad del herbicida glifosato (Roundup), que enfermó de cáncer a Dewayne Johnson, un hombre que estuvo en contacto durante dos años con este veneno creado por el gigante biotecnológico que fue obligado a pagar 289 millones de dólares por daños y perjuicios.

Johnson, de 48 años, a quien en ese entonces le diagnosticaron apenas dos años más de vida, es un ex gerente de control de plagas, quien aplicó el herbicida hasta 30 veces al año. Su causa fue acelerada debido a la gravedad de su linfoma no Hodgkin, un cáncer del sistema linfático causado por Roundup y Ranger Pro, ambos herbicidas a base de glifosato.

Asimismo, Bayer/Monsanto apeló la decisión de la Corte, proceso que concluyó el pasado 20 de julio con el veredicto del tribunal de apelaciones de California, que dio nuevamente la razón a Johnson en su demanda, aunque redujo notablemente el monto que deberá pagar la empresa: 78,5 millones de dólares.

En este fallo, el tribunal contempla una negativa a que Monsanto pueda presentar una nueva apelación a cambio de que Johnson acepte un acuerdo por 10,2 millones de dólares por daños compensatorios y la misma cantidad en daños punitivos.

“En nuestra opinión, Johnson presentó abundante evidencia de que el glifosato, junto con los otros ingredientes en los productos Roundup, causaron su cáncer. (…) Experto tras experto aportó pruebas de que los productos Roundup son capaces de causar linfoma no Hodgkin y causar cáncer de Johnson en particular”, detallaron los jueces.

Según el tribunal, Monsanto actuó con malicia, ya que “conoce la elevada toxicidad del glifosato y no se ocupó de advertirlo de forma adecuada”.

GLIFOSATO EN ARGENTINA

El glifosato, hallado en nuestro país en algodón, gasas y tampones, es un veneno que utiliza el sistema de agroproducción para eliminar malezas en cultivos genéticamente modificados como soja, maíz, trigo y algodón, ya que estos resisten su nivel de toxicidad. En Argentina se utilizan más de 200.000 toneladas anuales de este veneno, una cantidad que va creciendo, ya que además de que las plantas desarrollan tolerancia, el glifosato comenzó a generar sus propias malezas.

Si este hombre estadounidense se convirtió ahora en un caso emblemático que vino a confirmar que el glifosato causa cáncer, tenemos que saber que en nuestro país esto también sucede en cientos de casos de personas afectadas, principalmente en los “pueblos fumigados“. Podemos citar como ejemplo a la localidad cordobesa Monte Maíz, donde tiempo atrás quedó científicamente demostrada la asociación entre cáncer y exposición ambiental por contaminación con glifosato.

Si bien se suele citar la categorización como ‘probablemente cancerígeno’ que otorgó al glifosato la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta no es la única evidencia de la peligrosidad de este herbicida, la cual quedó demostrada por innumerables trabajos científicos, médicos y otras voces nacionales e internacionales:

 Afecta la biodiversidad de los bosques nativos.
> Se acumula en los campos argentinos 
> Vuelve impermeables los suelos. 
> Se concentra en los sedimentos de la cuenca del río Paraná.
> Puede ocasionar efectos irreversibles en el sistema nervioso.
> Puede causar cáncer.
> Puede impedir el desarrollo embrionario y fetal.
> Enferma a los habitantes de los ´pueblos fumigados‘, a las escuelas rurales.
> Fue hallado en algodón, gasas, tampones y pañales comercializados en nuestro país.
> Fue hallado en helados, en vinos, en cervezas y en alimentos del desayuno en Estados Unidos.
> Es objeto de estudio de más de 1000 investigaciones científicas que demuestran el daño que ocasiona a la salud.

×