Las pequeñas localidades de la provincia de Buenos Aires tienen un problema en común: la falta de médicos. Para darle una solución a la ausencia de profesionales el Ministerio de Salud de la provincia lanzó el programa “Quiero ser Residente” que se presentó en la primera Expo Residencia que se desarrolló en el Centro de Convenciones de Olavarría.

El programa Quiero Ser Residente intenta incentivar a distintos especialistas de la medicina para que vayan a vivir y trabajar a las localidades del interior bonaerense. En este sentido, durante la Expo más de 50 Municipios promocionaron distintos beneficios y facilidades para que los médicos pueden desarrollarse en estas comunidades.

“La iniciativa forma parte del programa Quiero ser residente y que apunta a resolver el déficit de especialistas de la salud en ciudades del interior de la Provincia, sobre todo en materia de salud materno-infantil, salud mental, trauma y enfermería“, comentó  Zulma Ortiz, Ministra de Salud de la provincia. Para conocer las carencias que viven las diferentes regiones de la inmensa provincia, la funcionaria viajó durante todo el año a gran parte de los municipios que durante este fin de semana expusieron en esta Expo Residencias.

Los habitantes de los pequeños pueblos deben trasladarse grandes distancias para poder ser atendidos por médicos, muchas de las veces, debido a las inundaciones frecuentes que viven estos pueblos, no pueden salir de ellos y dependen sólo de alguna asistencia telefónica o de remedios caseros. Hay una gran ausencia de profesionales que ven con mejores ojos desarrollarse en las grandes ciudades que en los pueblos. El factor económico es un pilar de esa decisión, por este motivo, para tentar a los médicos a cambiar de vida y trabajar en las localidades del interior se pensó en darles beneficios y comodidades.

Más de 50 municipios, en sus respectivos stands socializaron los puestos que necesitan cubrir, las especialidades más pedidos son: médicos clínicos y generalistas, pediatras, tocoginecólogos y enfermeros especializados en neonatología y cuidados críticos.

El médico no es un vecino más en un pueblo, es un actor fundamental para una sociedad que necesita tener una persona que les cuide la salud, aconseje y contenga. Los médicos que eligan trabajar y vivir en una pequeña localidad ahora podrán tener un muy buen sueldo y varios beneficios más, pero básicamente, podrán  llevar adelante unos de los objetivos que la medicina persigue a través de la historia: cuidar y salvar vidas humanas en un entorno en donde las carencias son muchas, pero la experiencia ganada marca para siempre.

Para todos los médicos interesados en este programa, pueden leer los requisitos acá.