Siempre homenajeados cuando hoy un incendio, los bomberos no son tenidos en cuenta a la hora de financiarlos. En en Congreso de la Nación se reunieron los directivos de las Federaciones de Bomberos Voluntarios de Argentina con el diputado nacional Eduardo Bucca donde le comunicaron la “grave situación de desfinanciamiento” de la organización. La Nación le adeuda dinero del año pasado.

“En algunos cuarteles del país, todavía no se ha cobrado el subsidio para funcionamiento, capacitación y equipamiento correspondiente al año 2018, y en algunos casos, tampoco el del 2017“, comentó a la agencia Infogei, Germán Ternavasio, vicepresidente de la Federación.

Desde hace dos años los Bomberos Voluntarios vienen haciendo reclamos de este tipo. “Nos están debiendo los recursos dispuestos por ley para este año y más de 140 millones de pesos que fueron recaudados por sobre lo presupuestado el año pasado. Estamos hablando de personas que trabajan gratis, que brindan un servicio esencial y básico para toda la comunidad“, agregó Ternavasio.

La dramática situación de estos trabajadores que donan su tiempo, recursos y algunos su vida en sofocar incendios, fue analizada por las Comisiones de Presupuesto y Hacienda, Asuntos Cooperativos, Mutuales y ONG. Cada tres meses el Ministerio de Hacienda debe girarles los fondos a las más de 1000 Asociaciones que integran el cuadro de Bomberos Voluntarios de todo el país. Giros que no se están haciendo desde que comenzó este año, por lo menos.

“Somos una fuerza de paz y de diálogo que nació de una necesidad de la gente, queremos que se nos valore, no es nuestra idea confrontar. Reclamamos lo que nos corresponde, que no sale de las arcas del Estado. Somos profesionales, en nuestras manos está la vida de nuestros vecinos”, concluyó Ternavasio.