CIMSA es una empresa contratista de YPF que desde el 11 de enero está haciendo extracción y remoción de tierra en el Área Protegida Bajo Santa Rosa, en el municipio de Lamarque, Río Negro. Allí se encuentra un importante yacimiento paleontológico y un bosque petrificado, el Jefe Comunal se puso al frente de los reclamos y en las últimas horas la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable ordenó el “cese inmediato” de los trabajos.

Los vecinos del lugar advirtieron que desde el 11 de enero maquinaria pesada estaba trabajando en el Área Protegida, y el Intendente suspendió sus vacaciones para encabezar el rechazo hacia esta actividad de la empresa petrolera. “Avanzaron sobre un Área Protegida, sin importar ni tener conocimiento del daño que provocan tanto al suelo como al patrimonio, que se encuentra en tan maravilloso paisaje, hoy devastado y estropeado”, reconoció al diario Río Negro.

“La empresa que explota la cantera bajó medio cerro y se produjeron daños irreparables en el área protegida”, cuestionó Hernandez. YPF, por su parte, comunicó que las obras estaban autorizadas por la Secreteria de Medio Ambiente, aunque en las últimas horas debido al proceso de exposición pública que tuvo la noticia y a la gestión municipal, la propia cartera ambiental ordenó “el cese inmediato de los trabajos en ejecución por razones precautorias y la suspensión de la resolución ambiental hasta tanto la empresa responsable de la explotación realice los relevamientos de campo y las evaluaciones técnicas pertinentes”.

La historia es la misma de siempre: se citan estudios de impacto ambiental que nunca se han hecho o si se hicieron, fueron sin trabajar en el territorio. El intendente de Lamarque explicó que la tierra donde está la cantera que está siendo explotada por YPF se halla vecina al Área Protegida, donde los camiones han penetrado. El terreno de la cantera, de 8000 hectáreas fue comprado por CIMSA, empresa contratista de YPF, quien argumenta que en la Secretaria de Medio Ambiente, que habilitó la explotación, hay un estudio de impacto ambiental hecho que tiene vigencia hasta el 15 de marzo de este año.

Lo que el intendente de Lamarque pone en duda es este estudio de impacto ambiental. En una conferencia de prensa destacó que en ningún momento se acercó personal especializado para hacer el estudio ambiental. La explotación comenzó a principios de enero, y según fuentes municipales las máquinas estuvieron trabajando sobre el Área Protegida. El Intendente de Lamarque convocará al paleontólogo Leonardo Salgado para que investigue el daño que causó YPF en el bosque petrificado y en el yacimiento paleontológico.

La Secretaría de Medio Ambiente ahora pide que la empresa CIMSA “realice los relevamientos de campo y las evaluaciones técnicas pertinentes por intermedio de profesional idóneo, que permitan identificar los posibles impactos sobre el patrimonio cultural, elaborar un plan de actividades tendientes a su rescate y preservación de acuerdo a los términos de la ley Nº 3041”.