Alrededor de 75 alumnos de la escuela primaria N° 21 de Berisso, aprenden matemáticas mediante la enseñanza de artes plásticas y de teatro. Las clases se dan los días sábados y forman parte de un proyecto educativo del gobierno provincial, llamado “SumArte”. La mayoría de los niños provienen de familias en estado de vulnerabilidad.

La escuela, según comenta su directora Gabriela Calvo, tiene graves problemas de ausentismo y de aprendizaje, por lo que “buscamos recursos para que la enseñanza sea innovadora”. El programa “SumArte” depende de la Dirección de Educación y se imparte en 458 Centros de Actividades Infantles (CAI) y Centros de Actividades Juveniles (CAJ) que existen en toda la provincia, y en los cuales concurren más de 11.000 alumnos.

“Este proyecto de CAI comenzó en abril y busca vincular contenidos curriculares comunes como matemática y lengua transversalmente con otras áreas. Cada sábado los alumnos toman clases de teatro y de plástica en las que explorando y haciendo arte estudian línea, puntos, perspectivas, formas geométricas, figuras tridimensionales”, explica Calvo.

“Por ejemplo, estudian un pintor determinado que no trabaja con formas geométricas, un impresionista, y luego un cubista. Además, se estudian perspectivas, cómo el artista representó las formas, las líneas rectas, los triángulos o cuadrados, las paralelas”, agregó la docente. “Mensualmente se trabaja un artista en base a un calendario y ahí ven numeración: días, minutos, segundos, horas, mes y semanas. En las clases de teatro se incorporan contenidos relacionados a la orientación en el espacio y las distancias”, sostiene.

La innovadora manera de educar, se completa con un profesor de ajedrez, que enseña la resolución de problemas con lo cual estimula el razonamiento. “En vez de dar primero teoría en abstracto, se lo aplica en algo concreto y ello redunda en mejorías muy visibles en el rendimiento y en la autoestima de los chicos” y agregó que “es un formato distinto del de la escuela, en el que se incorpora una visión más holística”, explica la directora.

En las clases de teatro, los docentes reafirman conceptos de lenguaje, oratoria, literatura y expresión. Leen biografía de autores y obras dramáticas. Referido a esta forma de aprendizaje, el ministro de educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny afirmó que “queremos apostar a una verdadera inclusión educativa, que significa que los chicos estén en las escuelas y que terminen sus estudios”.