Veíamos que los vecinos que salen de los barrios vulnerables para ir a trabajar pierden en el costo del transporte público cerca del 25 por ciento de sus ingresos, y que comprar una bicicleta nueva puede llegar hasta los 30.000 pesos” o más, indicó Julio Antuñano, presidente de este proyecto llamado ‘Voy en Bici’.

Desde hace dos años veníamos trabajando en comedores, merenderos y otras instituciones a través de iniciativas como ‘cucharas solidarias’ o ‘percheros solidarios’, y este año entendimos que teníamos que atender a la necesidad del transporte social”, explicó.

bici

Antuñano relató a Télam que “empezamos a buscar bicicletas donadas porque yo tenía la posibilidad de ir a retirarlas para llevarlas a un taller, recuperarlas y a través de los comedores u otras instituciones prestarlas para que los vecinos las usen para ir a trabajar, y que las mismas quedan los fines de semana en los comedores para que las familias puedan darles también un uso recreativo”.

Voy en Bici puede definirse como el primer banco de bicicletas de Latinoamérica y de Argentina; porque las bicicletas quedan en custodia de comedores y merenderos para que los vecinos puedan pedirlas prestadas allí, y también para que sirvan para llevarle la vianda a adultos mayores, personas con discapacidad o niños con dificultades de movilidad”, apuntó.

El dirigente social consideró que “las bicicletas son un transporte social de inclusión, y nuestro objetivo es hacer sustentable y sostenible en el tiempo este proyecto”, y destacó que “la profesión que más sale hoy es el delivery, y la bicicleta es una herramienta fundamental, además de que haya vecinos que puedan hacer reparto también ayuda a las personas que hoy encuentran en la cocina una manera de ganarse la vida porque les amplía la posibilidad de ofrecer y distribuir sus productos”.

Esta iniciativa, además, propone desarrollar cursos de reparación de bicicletas en comedores e instituciones que funcionen como bancos de bicicleta, para otorgar una salida laboral y para que sea la propia comunidad la que tenga la capacidad de darle mantenimiento a las bicicletas.

Actualmente se encuentran trabajando en la comuna 9 de la ciudad de Buenos Aires, en la zona de Villa Lugano y Villa Soldati con base en el comedor Juana Azurduy. Y esta semana, en el Barrio 21-24, y la idea es a fines de noviembre estar presentes en el Barrio Rodrigo Bueno, de Puerto Madero, y en el Barrio 31 de Retiro.

Quienes deseen colaborar con esta iniciativa pueden comunicarse al teléfono 011-3-897-0475, por correo electrónico a argentina@voyenbici.org o consultar la web www.voyenbici.org.