Como si fuera poco el daño que la contaminación con agroquímicos produce en la cuenca del Paraná, el lunes pasado se produjo un derrame de aceite aguas arriba de Rosario, el cual además afectó al arroyo San Lorenzo: unos 800 litros se esparcieron en los cursos de agua provenientes de los muelles que la empresa Bunge opera en la ciudad de Puerto General San Martín, provincia de Santa Fe.

El derrame ocurrió en la zona de muelles del Complejo Industrial Puerto San Martín de la empresa de agronegocios Bunge, que involucra una planta de procesamientos y refinación de aceites, una terminal Portuaria y una planta de almacenaje de granos, harinas y aceites.

Dicho complejo maneja 8.000 toneladas diarias de granos de soja para obtener harinas y aceites crudos y refinados.

La fuerza de seguridad informó que la sustancia pudo ser confinada, para lo cual se convocó a una firma especializada en este tipo de incidentes, y a su vez aseguró que se trata de un “líquido biodegradable”.

La Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto San Martín cedió el uso de los pontones que posee en el predio del Centro Cooperativo de Emergencia y Rescate Portuario (CCREP).