La reunión de Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara de Diputados de la Nación dio dictamen favorable para que el aguará guazú (Chrysocyon brachyurus) sea considerado como Monumento Natural Nacional (máxima categoría de protección para una especie), y prohibir de esta manera la comercialización y caza de esta especie, en los términos del art. 8º de la Ley Nº 22.351.

La iniciativa legislativa, que ingresó en la Cámara Baja del Congreso Nacional a comienzos de 2019, fue presentada por el diputado nacional por Formosa, Horacio Arce, de la Unión Cívica Radical, quien detalló que “el aguará guazú se encuentra en distintas provincias como Corrientes, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Misiones, Norte de Santa Fe, y en algunas provincias se ha avanzado con una legislación de protección de la misma, por lo que considero que es necesario que contemos con una legislación nacional de conservación”.

“Hoy la problemática del aguará guazú es la exclusión de su hábitat, el peligro que corre en las rutas y caminos, como así también el comercio ilegal de la especie, por lo que considero que se debe trabajar en esta protección en forma coordinada con el Gobierno Nacional y las autoridades de aplicación de las provincias”.

El proyecto de ley establece multas desde 70 mil pesos a 50 millones de pesos, que llevarán aparejado el comiso de los animales y demás productos, subproductos y derivados en infracción. En todos los casos se decomisarán las armas o artes empleadas, cartuchos, trampas y otros instrumentos utilizados para cometer la infracción.

Además, propone la suspensión de un mes a dos años o cancelación de la licencia de caza deportiva, sanciones que serán graduadas de acuerdo a la naturaleza y gravedad de la infracción, el perjuicio causado y los antecedentes del infractor; la suspensión, inhabilitación o clausura de los locales o comercios, como asimismo suspensión o cancelación de licencias de caza comercial.

Cabe indicar que la iniciativa señala que es importante establecer esa protección para el aguará guazú en una ley nacional específica atendiendo a las normativas que al respecto han sancionado las provincias de Corrientes (Decreto Nº 1555/1992), Chaco (Ley Nº 4306), Santa Fe (Ley Nº 12182) y Misiones (Ley Nº 4083). En el mismo sentido, en Bolivia tiene protección en todo el territorio nacional.

El aguará guazú fue clasificado como un cánido silvestre en peligro de extinción en Argentina por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (Uicn) y está clasificado como una especie en peligro crítico de extinción por la Asociación Argentina de Mastozoología.

El aguará guazú es el más grande de los cánidos sudamericanos. Su pelaje es más bien largo, de color rojo, y en la nuca y la cruz tienen una especie de crin oscura. Es omnívoro y caza de manera oportunista ratas, armadillos, cuises, aves, pequeños vertebrados e insectos, complementando su dieta con frutos silvestres.

Su área de distribución está en las provincias de Corrientes, Formosa, Chaco, norte de Santa Fe y Córdoba y este de Santiago del Estero. También es probable su presencia en el norte de Entre Ríos.